8/30/2016

la crisis bonaerense: parálisis del procrear

¿Y EL SUEÑO DE LA CASA PROPIA?

El Procrear y su paralización en territorio bonaerense

En las últimas semanas se registraron reclamos de beneficiarios del Programa en La Plata, Villa Ballester, Tandil San Martín, Pinamar, Mar del Plata, San Miguel, General Madariaga, Tigre, Exaltación de la Cruz, Florencio Varela y Trenque Lauquen. Todos ellos denuncian paralización luego de que se lanzará la nueva línea impulsada por el gobierno nacional.
La problemática se agudizó desde que se lanzó la nueva línea “solución casa propia”. Foto Archivo
La problemática se agudizó desde que se lanzó la nueva línea “solución casa propia”. Foto Archivo

La Plata, 26 Ago (InfoGEI).- Diferentes diputados provinciales desde hace semanas vienen manifestando su preocupación por la “parálisis” del PRO.CRE.AR en el territorio bonaerense. Al respecto de sus denuncias, el secretario a cargo de la Defensoría del Pueblo, Marcelo Honores, se comprometió a acompañar los reclamos de los vecinos damnificados en los diferentes distritos bonaerenses.

Cabe destacar y según describen los legisladores, la problemática se agudizó desde que se lanzó la nueva línea “solución casa propia” -que venía a remplazar al Procrear-, momento en el cual se quedaron sin la posibilidad de presentar carpeta para acceder a sus créditos.

Marcelo Honores confirmó que la Defensoría “está interviniendo a favor de los beneficiarios” y que se ha realizado una presentación instando a las autoridades del Banco Hipotecario a que informen por qué la entidad crediticia no recibe más presentaciones de los beneficiarios sorteados y si han previsto alguna solución para los miles de afectados por esta medida.

En las últimas semanas se registraron reclamos de beneficiarios en La Plata, Villa Ballester, Tandil San Martín, Pinamar, Mar del Plata, San Miguel, General Madariaga, Tigre, Exaltación de la Cruz, Florencio Varela y Trenque Lauquen.

Tandil

En los últimos días, el intendente de Cambiemos, Miguel Lunghi, se sumó a los reclamos para que se giren los fondos correspondientes a las viviendas a construirse en el marco del mencionado Programa en Tandil.

El jefe comunal mantuvo un encuentro con el titular de la ANSES regional, Mariano Pereyra Iraola, a quien le solicitó “claridad” con las fechas de entrega de las partidas. “La reunión fue muy amable, correcta. Él tiene confianza de que todo se va a terminar bien, y yo le pedí que dé claridad con las fechas y demás”, afirmó Lunghi durante una entrevista con "El Eco" de Tandil.

La solicitud del referente radical de la quinta sección electoral se dio luego de que unos 200 beneficiarios se reunieran para unirse en pos de visibilizar la problemática que atraviesan en la ejecución del programa.

La Plata

También, en esta línea cientos de familias platenses beneficiarias del Procrear se movilizaron frente a la sede ANSES de la capital bonaerense, para denunciar que quedaron exceptuadas del acceso al crédito. “Unas 500 familias quedaron excluidas porque el nuevo Procrear es incompatible con las líneas de crédito del programa anterior. Encima hay muchos barrios en los que se invirtió en infraestructura para poder subdividir, se hicieron calles, se alumbró y se obtuvo una nomenclatura, indispensable para poder hipotecar, pero ahora no pueden ejecutar su préstamos para construir y hacer su casa”, dijo uno de los manifestantes.

Según expresaron los damnificados, a raíz de las nuevas modalidades crediticias no se contempla la construcción de viviendas, sino la compra de inmuebles ya construidos. En ese contexto, apuntaron que el Banco Hipotecario rechazó muchos proyectos y se comprometió a dar respuestas recién en el mes de noviembre.


Tigre

Además, más de un centenar de familias de Tigre denuncian que, pese a haber sido beneficiadas a través del programa Procrear durante el gobierno anterior, el actual les impide concretar el acceso a sus viviendas por cambios en las condiciones y requisitos. Concretamente, acusan al titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, de desfinanciar el programa hipotecario para dar lugar a una especulación inmobiliaria en el distrito.

Las viviendas debían ser entregadas en el primer trimestre del año pasado, pero las obras no estuvieron listas y el Banco Hipotecario, fiduciario del programa, no controló su avance. Además, la inflación creciente afectó los presupuestos a medida que avanzaban las obras. Y la no actualización de montos en los requisitos para los beneficiarios se tradujo en una traba, que ya afecta a cerca de dos centenares de familias sólo en Tigre.

San Nicolás

En la misma línea Beneficiarios del Plan Procrear en San Nicolás movilizaron el pasado 4 de agosto a las puertas del Banco Hipotecario y realizaron una sentada dentro de la institución, reclamando respuestas en torno a la adjudicación de viviendas que fueron sorteadas en 2014 y que aún no han sido finalizadas.

“En San Nicolás hay 714 familias que accedieron legítimamente a su vivienda, mediante un sorteo público y transparente. Hoy están sometidos a una situación confusa, en la que ni el Estado Nacional, ni el Banco Hipotecario y ni las autoridades locales les dan una respuesta concreta”, detalló la senadora bonaerense del Frente para la Victoria, Cecilia Comercio.

En la misma línea, la legisladora provincial remarcó que “es muy triste ver que un cambio de gobierno deja los derechos y el sueño de la casa propia postergados y sin respuesta”, ya que, agregó “lo único que exigen los beneficiarios es saber cuándo se van a finalizar las viviendas”.

Pinamar

Asimismo, vecinos del municipio de Pinamar se encuentran autoconvocados y a la espera de soluciones a una serie de problemas surgidos a raíz de los cambios sucedidos en el Procrear, impulsado por la anterior gestión del Gobierno nacional y modificado por la actual.

Se trata de 32 familias que han debido superar varios inconvenientes burocráticos y políticos desde hace tres años, momento en el cual salieron sorteados por Lotería Nacional para acceder al turno de presentación de carpetas en el Banco Hipotecario con el objetivo de acceder a créditos que les permitan la compra de terrenos donde construir sus viviendas familiares.

En este caso, también aseguran los vecinos, les cambiaron las condiciones y no les permiten presentar las carpetas correspondientes argumentando que dicha línea de crédito “ya no existe”. Incluso sostienen que el banco los notificó vía correo electrónico de tal determinación. Sólo cuatro familias de un total de 32 pudieron presentar sus carpetas.

Olavarría

Por su parte, un grupo de vecinos de Olavarría, adjudicatarios del Procrear y de terrenos de ANSES que se sortearon en febrero 2015 en el barrio Pikelado (175 lotes), denuncian que desde hace un tiempo no tienen respuestas por parte del Banco Hipotecario respecto a los créditos y escrituras.

En diálogo con el portal Infoeme, el concejal del FPV, Saúl Bajamón, aseguró que “el problema es que no se sabe bien que sucede con la traba de los créditos. El Banco los tiene desde hace tiempo a las vueltas. La cuestión es saber dónde está la traba. Nosotros nos comprometimos a dar varios pasos a partir del lunes, tratar de que nos atiendan en Tandil desde el Banco Hipotecario, intentar lo mismo con el Hipotecario Nacional e investigar en ANSES que está pasando actualmente con el Procrear”. (InfoGEI) Mg

condenados a repetir la triste historia de humillaciones y fracasos


La administración del presidente Macri nunca se propuso reorientar la economía Argentina a la industrialización y al crecimiento sino que estableció un aquelarre económico-financiero para cambiar los precios relativos a favor del sector más consolidado de la producción primaria. Que Macri haya ganado las elecciones y sea presidente constitucional nos interpela como sociedad, porque, por un lado, no hemos logrado conformar un modelo sustentable de producción y de distribución que nos abarque a todos, y por otro, a lo largo de nuestra historia se han aceptado proyectos que sólo tienen como fin garantizar la ganancia fácil para los poseedores del gran capital.

Por Horacio Rovelli*
(para La Tecl@ Eñe)

Es claro que nuestros sectores dominantes no tienen un proyecto que nos abarque a todos, ni visualizan a nuestro país como la base y el mercado de un proceso de acumulación sustentable, por ende su mirada es siempre rentística y de corto plazo, y solo logran y por un tiempo, salirse de esa lógica especulativa, si tienen mercados cautivos y/ o usufructúan de la explotación de la tierra.

Es más, incapaces de generar un modelo propio, se subordinan al capital internacional asociándose como socios menores y desatendiéndose de las consecuencias que esas actividades implican sobre la inversión, la producción y la distribución de la economía nacional.

Esto, para un país periférico y dependiente como ha sido y es la Argentina, hace que por ejemplo, en un mundo en que la demanda global es menor a la producción de bienes y servicios (con lo que existe excedentes de mercaderías), el gobierno de Mauricio Macri plantea: a) Una apertura irrestricta; b) Que el tipo de cambio lo fije el ingreso y egreso de capitales; y c) Que se incrementen las tarifas, las tasas de interés y se fijen libremente los márgenes de ganancias, impactando negativamente en la formación real de los costos y de los precios de la economía toda, con lo que es imposible más allá de la producción primaria y extractiva, y algunos nichos industriales por años y años protegidos (como son los casos del aluminio, el acero y algunas agro industrias), competir con la sobre producción de mercadería mundial que se vende a precio vil.

Históricamente, todo modelo de acumulación se basa en transferir parte de los ingresos de la producción primaria a la industrial, lo hicieron en mayor o menor medida todos los gobiernos que se propusieron el desarrollo. En nuestro país, el último fue Néstor Carlos Kirchner que por ejemplo en el año 2007, recaudó por derechos de exportación (retenciones cuyo mayor ingreso corresponde al sector agropecuario) unos U$s 7.000 millones, y con eso financió holgadamente los subsidios a la energía y al transporte que beneficia transversalmente a todo el sector productivo del país y que fueron de $ 14.600 millones (a un dólar promedio de $ 3,10 significaban U$s 4.700 millones). Pero el modelo se fue deteriorando en el tiempo generando la inconsistencia de que la recaudación por retenciones del año 2015 fue de $ 75.000 millones (unos U$s 7.700 millones) y los subsidios alcanzaron los 240.000 millones (unos U$s 24.700 millones).

Y esto fue así porque no se siguió con el camino trazado al no tenerse en claro que la Argentina sustentable, y que genera trabajo y valor para todos, debe potenciar los recursos naturales al mismo tiempo que debe diversificar la matriz industrial, proceso que pone en debate un nuevo punto de partida en la que se desarrollen actividades manufactureras, donde existen capacidades acumuladas significativas y trayectorias de aprendizaje considerables como para adaptarse al nuevo mapa global sin entrar en directa competencia con Asia, que viene combinando altas mejoras en la productividad con salarios bajos. Ramas como la automotriz, la autopartista, la química, la farmacéutica, la producción de bienes de capital, el software, debían formar parte de esta estrategia ofensiva. En paralelo, se debe adoptar una estrategia defensiva en sectores muy sensibles a la competencia extranjera (textil-indumentaria, muebles o parte de la metalmecánica), muy generadores de empleo, pero con enormes dificultades para poder competir.

Máxime para un país en el que tomando un largo período de nuestra historia (1980 a 2015), por cada punto que crece el PIB, las compras al exterior lo hacen en tres puntos, por ende para disminuir la elasticidad-producto de las importaciones se debe sustituir importaciones en sectores estratégicos para así “construir encadenamientos productivos más complejos y desarrollar redes de proveedores nacionales más densas”. Y, paralelamente, para incrementar la elasticidad producto de las exportaciones, supone cambiar su composición hacia bienes con mayor valor agregado y de mayor demanda en los patrones de consumo primero regional y segundo mundial. Ambos procesos demandan conocimiento de las capacidades tecnológicas lo que, a su vez, tiene un fuerte impacto en la demanda en el mercado de trabajo y de la inversión.

EL CAMINO ELEGIDO:

Pero en lugar de partir de lo que se había hecho y reorientar la economía Argentina a la industrialización y al crecimiento, lo que hace la administración de Macri es un aquelarre para cambiar los precios relativos a favor del sector más consolidado de la producción primaria (y en desmedro de los eslabones menos concentrados como son los pequeños y medianos tamberos, productores de frutas, hortalizas y granos de todas las economías del país); del sector energético (de allí que el ministro Aranguren no sepa cuál es el costo de la producción y distribución de gas o del petróleo, y lo que es peor, es que no le importa; lo que tratan de asegurar es el margen de ganancia de las tarifas); y del sector financiero (implantando una vez más el mecanismo perverso de la bicicleta entre las tasas de interés y el dólar, donde la primera debe superar a la diferencia cambiaria entre el presente y el futuro para que se queden en pesos).

La combinación de dejarle a los sectores más concentrados que fijen libremente los precios, y la puja entre la tasa de interés y el valor presente y futuro del dólar, a la vez que se desengancha el valor de la divisa del circuito comercial para ser fijado preponderantemente por el ingreso de capitales, que por ahora supera los elevados niveles de fuga, y tienen como único y exclusivo beneficiario a los sectores más ricos del país, en una economía fuertemente extranjerizada y subordinada al capital internacional.

Toda las medidas tomadas en el gobierno de Macri, y como afirma el Profesor Emérito de la UBA, Dr. Mario Rapoport, tienen como objetivo generar “… grandes ganancias a sectores reducidos promoviendo otra gigantesca fuga de capitales, que servirá para evadir y proteger esas ganancias en los paraísos fiscales y posiblemente, para muchas multinacionales, compensar las pérdidas que la crisis les ha producido en otros lados”, pero es insustentable económicamente por la simple razón que la Argentina depende del mercado interno, al que se lo vapulea y margina con los altos precios de bienes, insumos, tarifas e interés, con lo que el resultado es que desciende el consumo global, y agravando el cuadro, los sectores favorecidos puedan comprar naranjas de España, frutilla de Polonia y Maíz en lata de Francia, por una parte, y por la otra, porque las importaciones tienden a crecer más que las exportaciones, a lo que se le suma el pago de los intereses de la deuda que se deben afrontar ante el mayor endeudamiento realizado.

La ley de hierro para la economía Argentina: El descenso del consumo global arrastra al PIB, y a su vez la cuenta corriente comercial va a ser cada vez más deficitaria, con lo que tarde o temprano se va a frenar la entrada de capitales que financian ambos déficit y, como le sucedió a la dictadura militar en 1982, y a Menem-Cavallo en 2001, se saldrá con una fuerte devaluación de nuestra moneda y un nuevo cambio de precios relativos, para dejar un país severa e irracionalmente endeudado y empobrecido, y una minoría que forma parte de los más ricos del planeta.

QUE HACER

Antonio Gramsci explica que en las sociedades existe un bloque hegemónico que a su vez ejerce la combinación en el sistema de dominación de la coerción y el consenso. En este último punto sostiene que gracias a los medios y técnicas de socialización (medios de difusión masiva), se genera una falsa conciencia social (ideología), cuyas creencias y representaciones legitiman las acciones hegemónicas sobre el resto de la sociedad, dando paso a un conductismo de las clases subordinadas para lograr una cohesión social que permita la aceptación de los valores e intereses de los sectores dominantes como naturales y lógicos. Y no otra explicación se puede tener cuando observamos que, en la Argentina actual y por sufragio universal, haya ganado las elecciones presidenciales Mauricio Macri, que no hizo otra cosa en toda su vida que ser el hijo de Franco, uno de los más grandes beneficiados por la dictadura de Videla, y haber él mismo realizado negocios de todo tipo como contratista del Estado y vendedor de autos a como dé lugar.

Que Macri haya ganado las elecciones y sea presidente constitucional nos interpela como sociedad, porque no hemos logrado conformar un modelo sustentable de producción y de distribución que nos abarque a todos, y se acepta mansa y sumisamente proyectos que sólo tienen como fin la de garantizar la ganancia fácil y rápida para los poseedores del gran capital, con la creencia que ello va a permitir incrementar la inversión y generar trabajo, cuando nada es más enemigo de ello que la lógica de acumulación y distribución de los sectores más ricos de este país.

Este fracaso social sólo se puede explicar en que no nos reconocemos como un todo, no existen organizaciones sociales de verdad ni tan siquiera para defender el consumo, o el trabajo, o la producción, la educación y la salud pública, por decir lo más elemental de los deberes y derechos sociales. Preguntémonos cómo es posible que los que trabajan todo el día, los que empujan el arado, mueven la rueca de la industria, prestan horas y horas de su vida en algún servicio, viajando hacinados, y a un aquellos sectores medios que su ingreso depende del mercado interno en general y de las pequeñas y medianas empresas en particular, voten a la comunidad de negocio, que los deja expresamente afuera.

El drama está en que no tenemos un proyecto nacional que diga qué somos y qué queremos ser, cuando existen modelos que nosotros mismos hemos aplicado en algún tiempo, y que sí en forma consistente y duradera llevan adelante los países que han sabido crecer y distribuir en su población.

La combinación exitosa es entre un Estado que conociendo bien las limitaciones y las facultades de su población, planifica, ordena, prioriza, define, orienta, qué se va a producir, de qué modo, con quién, para quienes y para qué. Una clase dirigente que hace base en el país, que se compromete con su población y que participa activamente en la planificación. Y el conjunto de trabajadores con capacidad de adquirir nuevos y mayores conocimientos de la ciencia y de la técnica, y con la misma fe que pone todos los días en su familia, los extienda a toda la sociedad, organizándose, conformando nuevas instancias de poder y participación popular.

Podemos criticar muchos aspectos de la República Popular China, pero ellos lograron y logran amalgamar la presencia y dirección del Estado, con una clase dirigente que invierte en su nación, y el conjunto de trabajadores que ponen el hombro todos los días para que ese “gigante dormido”, al que se refería Napoleón Bonaparte, sea el mayor exportador de la Tierra y la segunda potencia en producción, alimentando y confiriéndoles sentido a la vida de más de mil cuatrocientas millones de personas.

Los ejemplos exitosos son Corea del Sur y Vietnam; el primero, saliendo de una guerra civil con organización, trabajo y una clase dirigente que con inteligencia, tenacidad y comprometida con su patria, hace de esa colonia francesa, primero, y norteamericana después, el décimo país industrial del planeta. Los vietnamitas, con el orgullo de haber expulsado al ejército yanqui de su territorio, se levantaron de las ruinas del napalm y hoy son una nación próspera e independiente.

También fuimos exitosos nosotros en los gobiernos de Yrigoyen, de Perón y de Néstor Kirchner, con la defensa del trabajo y la producción nacional. El economista John M. Keynes sostenía que a la burguesía (los empresarios) no se le puede pedir nada, sí disciplinarlos y hacerlos responsables socialmente de los recursos que utilizan. En su libro “La teoría general de la ocupación, el interés y el dinero” afirma: “Los empresarios son solo tolerables mientras que sus ganancias guardan relación con lo que sus actividades contribuyen a la sociedad”, y es más, como partía de que esperaba de ellos un natural egoísmo y falta de grandeza, sostenía que solo el Estado podía pensar en el bien común y en el futuro, para lo cual impulsaba los componentes de la Demanda Agregada, el Consumo, la Inversión (y sus discípulos sumaron la sustitución de importaciones y las exportaciones), pero de tal manera que: “Al mismo tiempo que procuraría una tasa de inversión controlada socialmente con vista a la baja progresiva de la eficiencia marginal del capital, abogaría por toda clase de medidas para aumentar la propensión a consumir, porque es improbable que pueda sostenerse la ocupación plena, con la propensión marginal existente, sea lo que fuera lo que hiciéramos respecto a la inversión. Cabe, por tanto, que ambas políticas funcionen juntas – promover la inversión y al mismo tiempo, el consumo, no simplemente hasta el nivel que correspondería al aumento de la inversión con la propensión existente del consumo, sino a una altura todavía mayor”.

Si en lugar de fortalecer al Estado y a las organizaciones sociales se deja a la burguesía local, maestra en fugar capitales y en el negocio de corto plazo, decidir cómo se va a gobernar, estamos condenados a repetir la triste historia de humillaciones y fracasos. Está en cada uno de nosotros generar que eso no suceda y construir nuestro propio camino.

Buenos Aires, 28 de agosto de 2016

*Economista especializado en temas fiscales y monetarios. Profesor de Política Económica en la Universidad de Buenos Aires. Ex Director de Políticas Macroeconómicas del Ministerio de Economía. Miembro de EPA (Economía Política para la Argentina).

conflictividad laboral ( mes de julio)


Nuevo informe del CEPA que permite extraer una serie de conclusiones relevantes sobre la conflictividad que caracterizó al mes de julio, primer mes que da inicio al segundo semestre de 2016.

Dado a conocer el dato de caída de actividad económica por parte del Indec (de 4,3% para el mes de julio), y en el marco del incremento sustantivo de despidosy suspensiones en igual periodo (15.137 sólo en julio, siendo 11.391 de la industria, queasciende al 75%), es de relevancia observar la cantidad y características de los conflictos laborales que se desarrollaron en dicho mes, en virtud de analizar cuáles son las respuestas sociales y sindicales ante una coyuntura de retroceso para el conjunto de los trabajadores.

En primer lugar, si bien la conflictividad laboral se produjo mayoritariamente en el sector privado, el sector público ostenta un tercio de los conflictos contabilizados.

Entre los sectores en conflicto lidera Alimentos y Bebidas, que representaron el 13,89% sobre el total de conflictos industriales. A este rubro hay que adicionar los conflictos específicos que tuvieron lugar en el complejo azucarero y avícola (con 3 conflictos cadauno). También los sectores petrolero, metalúrgico y automotriz registraron 3 conflictos en cada caso durante el mes de julio. En el caso de Servicios, los medios de comunicación lideran en cantidad de conflictos en el mes de julio (con 7 en total), seguido por Servicios Públicos y Transportes (4 conflictos en cada sector).

Llama la atención la inexistencia de conflictos laborales en el agro, cuyo principal sindicato–la UATRE- responde a Gerónimo Venegas, el dirigente sindical más próximo a Cambiemos. Sólo se relevaron dos conflictos en julio: uno de ellos asociado productores agropecuarios en Formosa que piden la inclusión en la Emergencia Agropecuaria, y los horticultores de la provincia de Buenos Aires, que piden readecuación salarial, sin éxito aún.

Tampoco en la actividad de la construcción se registra un elevado nivel de conflictividad, siendo que ya totaliza casi 60 mil trabajadores despedidos, en virtud de la virtual paralización total desde el inicio de la nueva gestión. En esta línea, los tres conflictos enconstrucción durante el mes de julio se asocian al reclamo de reactivación de actividades en la obra pública, con dos casos en Santa Cruz y uno en Rio Negro.

Desde una diferenciación de la conflictividad según ámbito geográfico, se constata que en el mes de julio un tercio de los conflictos tiene lugar en Buenos Aires y CABA, en Córdoba se registra el 9,09% de los conflictos, en Santa Cruz el 8,08% y Santa Fe 7,07%. Los conflictos de orden nacional (impulsados por ejemplo por la Federación Nacional Docente, Federación de Sindicatos de la Salud, Luz y Fuerza, Federación de la Carne, entre otros) también ascienden a 7,07% del total.

El análisis de los motivos o razones que impulsaron los conflictos durante el mes de julio es central para observar su correlación con la compleja dinámica económica en la presente coyuntura. Un cuarto de los motivos de la conflictividad se asoció a atrasos de pagos de salarios, y el 50% de estos conflictos se produjo en el sector privado industrial,como por ejemplo: Agroindustria Madero, Pepsico, Riera y Embotelladora Comahue (lastres de la rama Alimentos y Bebidas), Autopartistas Montich, empresa Avícola Bertone,azucarera El Tabacal, frigorífico Manfico, Maderera Esperanza, las empresas metalúrgicasSintermetal y Taller Ferraro, la empresa plástica Oropel y Refinerías Petroleras Argentinas.

Al igual que las suspensiones (que en julio en la industria fueron 7.067) la creciente conflictividad laboral por atraso de pago da cuenta de las respuestas ante la ostensible paralización de la actividad económica.

Se observa, asimismo, el fenómeno de atraso de pagos en la conflictividad laboral del sector público, con 10 casos para el mes de julio y -en ligazón con esta problemática-con 12 casos de exigencia de reapertura de paritarias. Entre ambos universos de conflictos del sector público alcanzan casi un cuarto (22%) de la conflictividad total del mes de julio. En efecto, se percibe que las negociaciones salariales de principio de año acordadas por los gremios estatales resultan insuficientes respecto de la evolución inflacionaria. En las provincias o municipios con mayores urgencias presupuestarias, como Jujuy, Salta y Santa Cruz (y municipios como Gral. Roca y Caleta Olivia) esto se expresa como atraso de pago, mientras que en el resto (provincias como Neuquén, Corrientes, Mendoza, Córdoba,Buenos Aires y Santa Fe) los sindicatos directamente exigen reapertura de paritarias (Ate, Aprosac, Sep, entre otros).

La exigencia de reapertura de paritarias –ya sea por el compromiso del gobierno nacional de reabrir negociaciones para los que acordaron una paritaria a inicios de año por seis meses, o por insuficiencia de los acuerdos- no es exclusiva del sector público, sino que cobra fuerza para el mes de julio en el sector privado, contabilizando 12 casos. Sólo 5 deellos refieren al sector industrial: Azucarera Ledesma (que finalmente acordó el 37%),Azucarera el Tabacal (actualmente en negociaciones), los frigoríficos (con el 42%), la empresa textil Tipoiti en Corrientes (que sólo logró un 20% no remunerativo para junio y un 10% a noviembre) y los tabacaleros de San Vicente en Misiones. Adicionalmente, 6 casos de exigencia de reapertura de paritarias corresponden a servicios: Satsaid (leofrecieron muy por debajo del reclamo de 42%), Foetra (que logró su reclamo) y Agea de Clarín (que como reclamo quitaron firma durante dos días pero no lograron acuerdo).

Por otro lado, el 30% de los conflictos laborales en julio tuvo que ver con reclamos pordespidos y suspensiones de trabajadores. Al efectuar un análisis por rama de actividad, se visualiza una relativa coherencia entre la cantidad de casos de despidos y suspensiones sectoriales y la cantidad de conflictos por ese tema. Se trata de los casos de la rama automotriz, los trabajadores petroleros, metalúrgicos y alimentos y bebidas. En la industria resulta llamativa la escasa conflictividad laboral en julio en el sector textil (con 8 casos de empresas con despidos), construcción (con 3 casos de despidos y 2 más en materiales para la construcción) y electrodomésticos –productos de línea blanca- dondeno hubo conflictos en el ramo metalúrgico, aunque en julio se registraron 9 casos deempresas con despidos. En el caso de los frigoríficos, el paro nacional tuvo como consignala reapertura de paritarias, aunque incluyó entre sus demandas la cuestión del empleo en el sector (considerando un total 1.063 de despidos en julio en el sector).

En el sector servicios se constata una importante conflictividad en los trabajadores de medios de comunicación, que efectivamente sufrieron 4 casos de empresas con despidos.

Como contracara, se observa que la amplia mayoría de los despidos se registran encomercio (con 11 casos y el 48% sobre el total de casos de despidos en Servicios), pero con una baja conflictividad en julio (1 conflicto). Lo mismo se visualiza en gastronómicos,con 2 casos de despidos, y ningún conflicto en julio (un comportamiento similar al constatado a lo largo del primer semestre del año).

El análisis de la modalidad de protesta en cada conflicto laboral es también de relevancia. Se contabilizan que las protestas con la modalidad corte de calle ascienden al 22% y el 16% corresponden a movilización sobre el total de conflictos de sector público y privado en el mes de julio. En el caso del paro (con o sin movilización), el porcentaje asciende al33%.

En la industria el corte de calle fue la modalidad preponderante (25%), seguida por laimposibilidad de acceso a planta (20%) y las movilizaciones alcanzaron el 8%. La suma para la industria del paro (con o sin movilización) asciende a un porcentaje menor que el general (19%), explicado porque la imposibilidad de acceso a planta tiene un peso mayoren el sector manufacturero.

Entre los conflictos que registraron mayores movilizaciones se encontraron la movilización del Frente Gremial Docente frente a la Casa de la provincia de Buenos Aires (11 de julio),en exigencia de reapertura de paritaria y denunciando el ajuste educativo. Este conflicto se complementa con el paro nacional del 24 de agosto de acatamiento prácticamente absoluto.

También en el caso de Satsaid se convocó a un paro nacional para el miércoles 20 de julio de 2016 en todos los cables y circuitos cerrados del país tras considerar agotadas las negociaciones con la Asociación de Televisión por Cable (ATVC), cámara empresaria del sector. Los trabajadores de cable consideraron que el porcentaje propuesto por el sector empresario -33% en tres pagos- estaba lejos de satisfacer el pedido del gremio del 42%. El paro se convocó el 13 de julio, y en la previa fue levantado por la intervención del MT llamando a conciliación obligatoria por 15 días.

Fue asimismo masiva la movilización de los trabajadores estatales cordobeses por la reapertura de paritarias el 17 de julio, fundamentalmente en la ciudad de Córdoba.

Y por otro lado, la Federación de la Carne convocó a un paro nacional para el 11 de julio,que finalmente fue levantado por conciliación obligatoria establecida por el Ministro de Trabajo Jorge Triaca. El principal reclamo tuvo que ver con la reapertura de paritaria, y eventualmente lograron el acuerdo (42% de recomposición salarial desde 1 de julio de2016) el día 8 de agosto en reunión con la Asociación de Frigoríficos e industriales de laCarne.

Finalmente, dos casos de conflictividad que son paradigmáticos para extraer conclusiones de la presente etapa. En primer lugar, se constatan denuncias sindicales al accionar de las empresas paradójicamente beneficiadas por los aumentos de tarifas. Los reclamos del sindicato Luz y Fuerza por los 186 despidos producidos el 27 de julio en Lomas de Zamora se efectúan en el contexto de la discusión pública en torno al“tarifazo” por parte de Edesur. Similar situación puede constatarse para trabajadores de empresas prestamistas de servicios de telefonía de Soeesit, quienes se manifestaron el 20de julio por reapertura de paritarias y reclamaron que el incremento de las facturas de las empresas de telecomunicaciones en un 300% no se vio reflejado en mayores inversiones.

En segundo lugar, cabe mencionar la represión en los ingenios Ledesma, el cual si bien constituyó el único caso represivo en conflictos laborales durante julio, sin dudas fue el preludio de distintos casos represivos durante el mes de agosto. Entre ellos pueden enumerarse la represión del día 12 de enero en Mar Del Plata durante la visita deMauricio Macri al Barrio Belisario Roldán, la represión a los jubilados el día 16 de agosto en el Puente Pueyrredón, la represión de gendarmería nacional a los manifestantes de la 16 CTD Aníbal Verón que cortaron la Autopista Buenos Aires- La Plata y en la misma jornadadel 24 de agosto, la represión de la policía de Salta a los trabajadores del ingenio El Tabacal, que dejó como saldo numerosos trabajadores heridos con balas de plomo.

el avance de la crisis: crece el desempleo en caba


El Instituto de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires informó hoy que el desempleo en la ciudad se ubicó en 10,5% en el segundo trimestre, una suba de casi dos puntos en relación al 8,6% observado en mismo trimestre de 2015.

La tasa de empleo, que mide la cantidad de trabajadores ocupados, subió 0,2 p.p, por lo que la totalidad de la suba del desempleo se explica por una mayor actividad, es decir, gente que salió en búsqueda de trabajo pero que no lo encontró. 

Este último comportamiento es usual ante dinámicas de caída en el salario real o ante la pérdida del empleo del jefe de hogar, ya que otros integrantes del hogar, obligados por la caída de los ingresos de la familia, salen a buscar trabajo (efecto conocido como “trabajador adicional”). En efecto, de acuerdo a nuestras estimaciones los ingresos asalariados podrían registrar en el año una caída cercana al -7% anual real.

Un dato que sustenta esta visión es que, al desagregar por sexo, se observa que casi la totalidad de las personas que salieron a buscar empleo son mujeres (la tasa de actividad pasó de 48,9% a 51,3%), en un contexto en el que el empleo entre los hombres, usualmente jefes de hogar, cayó (la tasa de empleo pasó 55,6% a 55,1%).

Si bien no hay información para realizar un ejercicio similar con los datos del total país brindados por el INDEC, los números del Gobierno de la Ciudad parecen indicar que la diferencia entre la tasa de desempleo informada por el gobierno anterior para el año 2015 y la nueva para el año 2016 no se debe -al menos en una parte importante-  a problemas metodológicos o de calidad de la información. El GCBA confirma que no es una mera cuestión "estadística": el desempleo subió.





subsidios: los silencios de aranguren

La notable omisión de Aranguren respecto de los subsidios energéticos

Autor |  Belen Ennis
Conflictos de interés La autora no manifiesta conflictos de interés 
29-08-2016 |  En su alocución en Diputados, el Ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, aseguró: "Hay mayor subsidio para los ricos y menor para los pobres". Semejante aseveración encuentra su origen -según explicó el accionista de la Royal Dutch Shell ante las distintas comisiones de la cámara parlamentaria- en un estudio realizado por el CEDLAS (Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales) de la Universidad Nacional de La Plata denominado "Argentina y los Subsidios a los Servicios Públicos: Un Estudio de Incidencia Distributiva". Dicho informe demostraría que la política de subsidios, y especialmente los vinculados a la energía, terminan beneficiando a los sectores de ingresos más altos. Sin embargo, OETEC se tomó el trabajo de consultar la fuente utilizada por el Ministro de Energía y Minería de la Nación y se topó con un dato arbitrariamente omitido por el ex CEO de Shell. ¿Qué nos ocultó Aranguren y qué reconoce el CEDLAS? Y más importante aún: ¿Qué coincidencias hay entre el discurso anti subsidios de la administración nacional y la posición del FMI? El interrogante resulta clave no sólo de cara a las audiencias públicas donde la ciudadanía deberá defender sus propios intereses y desembarazarse de aquellos argumentos que implantados por el neoliberalismo en el "sentido común" le resultan contrarios a su seguridad jurídica, sino también para aquellos que desde la heterodoxia (política y periodística) plantean similares críticas a la política de subsidios sin comprender cabalmente el rol progresivo de los mismos (mucho menos su lesivo rol de defensores y promotores de las recetas de ajuste del célebre organismo).

Supuesta regresividad de los subsidios Exhibiendo un gráfico confeccionado por el mencionado centro de estudios, que indica cómo se distribuyeron los subsidios en el año 2014 entre los distintos deciles de ingreso de las familias argentinas, Aranguren explicó que "en el caso de la electricidad el decil más pobre tuvo una participación en el total de los subsidios del 8%, y el decil más rico tuvo una participación en el total de los subsidios del 12%. Esto significa que hubo un mayor subsidio para aquellos que tenían mayores ingresos". En el caso del gas natural "la situación es aún peor" -remarcó Aranguren-: "En el decil más pobre, el subsidio era del orden del 4% del total, y en el decil más rico el subsidio por el consumo del gas natural era del orden del 21%".

Por ende y según el ministro de Energía y accionista de Shell, la política de subsidios hizo que "durante todos estos años el Estado nacional tuviera que requerir fondos para mantener este esquema de precios artificiales, lo cual significó más impuestos, más inflación y, obviamente, menos obras de infraestructura en salud y seguridad".

Interpretando al funcionario, los subsidios serían altamente regresivos no sólo porque benefician a quienes más dinero tienen sino también porque el Estado podría haber utilizado dichos egresos para la construcción de obras públicas como escuelas u hospitales.

Coincidencias con el FMI 
Igual argumento maneja el Fondo Monetario Internacional para desestimar los subsidios a los combustibles fósiles. En su estudio publicado en 2015 "¿Qué tan grandes son los subsidios globales a la energía?", los especialistas David Coady, Ian Parry, Louis Sears y Baoping Shang critican los subsidios energéticos por considerarlos altamente regresivos -porque perjudicarían precisamente a los grupos de menores ingresos-. Brindan al menos tres razones. Primera: porque suelen favorecer a los mayores consumidores que son al mismo tiempo los de mejores ingresos y los que pueden acceder a la compra, por ejemplo, de electrodomésticos y vehículos. Segunda razón: porque el Estado direcciona un importante porcentaje de su presupuesto hacia dichos subsidios, descuidando otros elementos relevantes de la inversión pública, como la salud y la educación. Y tercera: porque los subsidios estimulan el consumo de combustibles fósiles y desincentivan la aplicación de tecnologías que controlen su efecto contaminante. Respecto de este último punto, la administración macrista también coincide con el FMI y son harto conocidas sus expresiones en contra del sostenimiento de los subsidios a los combustibles fósiles y a favor del fomento, prácticamente exclusivo, de las energías renovables eólica y solar. Desde nuestro Observatorio hemos expuesto oportunamente los argumentos que refutan la hipócrita posición del fundamentalismo ambiental.

La coincidencia del discurso anti subsidios a la energía entre el FMI y la administración macrista resulta más que importante, sobre todo para aquellos que desde la heterodoxia (política y periodística) plantean similares críticas a la política de subsidios sin comprender cabalmente el rol progresivo de los mismos (mucho menos su lesivo rol de defensores y promotores de las recetas de ajuste del célebre organismo).

El dato "olvidado" por Aranguren 
Volvamos al informe del CEDLAS. ¿Qué dice el centro citado por el ministro Aranguren en relación a los subsidios a la electricidad? Citamos textual: "Se aprecia que el subsidio a la electricidad es progresivo mientras que resulta relativamente proporcional: es decir que las transferencias se concentran en todos los deciles de la distribución del ingreso de manera más o menos uniforme… Cuando se analiza el beneficio de estos subsidios en relación al bienestar, se aprecia un sistema de subsidios progresivos" (Págs. 5 y 11). Veamos ahora la opinión de los especialistas de referencia de Aranguren en materia de gas natural.

Explica el CEDLAS que "Los subsidios al gas pueden diferenciarse en tres grandes grupos: los subsidios destinados a las importaciones de gas, los subsidios al consumo de gas de red residencial, y los subsidios al consumo de gas envasado". Luego, agrega que "La evidencia confirma que los subsidios al consumo de gas de red son pro-ricos, mientras que los subsidios al consumo de gas envasado presentan un comportamiento inverso: pro-pobre. Por su parte, a la hora de analizar la incidencia relativa, las transferencias al consumo de gas de red se revelan progresivas, así como también aquellas destinadas al gas envasado. Si se agregan ambos tipos de subsidios, se obtienen los subsidios totales al gas. Al hacerlo, el resultado sostiene que su incidencia distributiva es pro-rica y progresiva, reflejando que el gas de red tiene una ponderación mayor en los resultados finales (pro-rico) y que el mayor caudal de consumo se realiza vía red y no vía gas envasado" (Págs. 9 y 10).

Ahora bien, obsérvese con atención las conclusiones finales del centro de estudios de la UNLP en informe citado por el accionista de Shell y ministro de Energía: "La principal conclusión que se alcanza sostiene que la mayoría de los subsidios analizados son pro-ricos (es decir, se concentran en términos absolutos en lo deciles más altos de ingreso)…". Hasta acá, una suerte de justificación para Aranguren y su libre mercadismo fondomonetarista. Sin embargo, las conclusiones no terminan allí. Transcribimos la frase completa: "La principal conclusión que se alcanza sostiene que la mayoría de los subsidios analizados son pro-ricos (es decir, se concentran en términos absolutos en lo deciles más altos de ingreso), y progresivos (como proporción de su ingreso, los estratos más bajos reciben relativamente más), coincidiendo con resultados previamente hallados por la literatura. Esta conclusión es robusta al uso de indicadores de bienestar alternativos (el ingreso per cápita familiar y el gasto per cápita familiar)".

Tal afirmación complementa perfectamente lo explicitado en la introducción del trabajo: "Excepto el caso de los pasajes aéreos, el resto de los subsidios sí son progresivos". Se refiere el CEDLAS a los subsidios a la energía (gas de red, gas envasado y electricidad), al agua y al transporte público de pasajeros (colectivo y tren).

En suma y en función de la definición de regresividad esgrimida por el mismísimo FMI, esto es, que los subsidios "perjudicarían precisamente a los grupos de menores ingresos", el hecho de que sean "progresivos" significa, ni más ni menos, que los subsidios cumplen uno de sus objetivos más básicos: beneficiar a los sectores más vulnerables de la población. Y como esta es una verdad de perogrullo, para comprobarla no hizo falta más que consultar las propias fuentes estadísticas que diera Aranguren en su interpelación en Diputados aunque, sorpresivamente, ese dato de índole fundamental se le haya pasado por alto. Al respecto, cabe recordar que el CEDLAS no puede ser tildado de kirchnerista en tanto fue el Banco Mundial quien convocó a dicho centro de estudios para auditar y monitorear las estadísticas de distribución en toda América Latina. Asimismo, su máxima autoridad, Leonardo Gasparini -Ph.D. en Economía por la Universidad de Princeton, Profesor de Posgrado de la Universidad Torcuato Di Tella y Premio Fulvio Salvador Pagani 2001 de la Fundación Arcor-, es referencia obligada para los diarios La Nación y Clarín.

Desde OETEC le recordamos al Sr. ministro que las próximas Audiencias Públicas serán un espacio más que oportuno para rectificarse. De paso bien sugerimos se aproveche la oportunidad para corregir idéntico mal uso por parte del Presidente Macri en su alocución del 1 de marzo sobre un informe de la UCA en materia de infraestructura de servicios públicos (ver bibliografía).
Bibliografia      CEDLAS. Jorge Puig y Leandro Salinardi (2015). "Argentina y los Subsidios a los Servicios Públicos: Un Estudio de Incidencia Distributiva".
"Reforma de los subsidios a la energía: El camino por delante" Presentación de David Lipton, Primer Subdirector Gerente, Fondo Monetario Internacional http://www.imf.org/es/news/articles/2015/09/28/04/53/sp032713
Boletín del FMI: "El FMI observa grandes beneficios en la reforma de los subsidios energéticos"http://www.imf.org/es/news/articles/2015/09/28/04/53/soint032713a

FMI How Large Are Global Energy Subsidies? (2015) https://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2015/wp15105.pdf

OETEC (11/08/2016) Por qué el FMI (y Macri) no quieren subsidios energéticos
http://www.oetec.org/nota.php?id=2009&area=14

OETEC (26/07/2016) Argentina: ¿Único país del mundo que subsidia la energía? El FMI desmiente a Lanata
http://www.oetec.org/nota.php?id=1965&area=1

OETEC (01/03/2016) Cloacas, agua corriente y gas: vergonzoso "error" del Presidente Macri
http://www.oetec.org/nota.php?id=1611&area=14
Links
OETEC  www.oetec.org
OETEC Radio (Mañana Nacional). AM740 de lunes a viernes (9 a 11hs) http://radiorebelde.com.ar/ 

the guardian


Blaming the victims: dictatorship denialism is on the rise in Argentina

President’s recent comments doubting number of deaths during dictatorship rattle human rights activists and survivors – and mark first time denialist rhetoric has entered mainstream political discourse

Los recientes comentarios del presidente dudando del número de muertes durante la dictadura irritó a sobrevivientes y activistas de los derechos humanos - y marcan que la retórica negacionista ha entrado por primera vez en la corriente principal del discurso político

Casi única entre las naciones que han sufrido asesinatos en masa bajo dictaduras brutales, Argentina fue capaz no sólo de poner un gran número de sus antiguos torturadores tras las rejas, sino para establecer un consenso entre todos los sectores políticos de que su régimen militar 1976-1983 había ejecutado a menor intensidad un genocidio al estilo nazi que carecía de cualquier justificación moral.

El dictador, Jorge Videla fue juzgado apenas dos años después del retorno de la democracia, y desde entonces han sido condenados otros más de 1.000 ex oficiales, convirtiendo al país en un destacado entre las antiguas dictaduras de América del Sur. Chile ha alcanzado un número similar de condenas, pero su dictador Augusto Pinochet murió sin nunca estar un día frente a una corte. En Brasil y Uruguay, donde amplias amnistías permanecen vigentes, se les otorgó un pase libre a los torturadores para asegurar una transición democrática sin problemas.

Pero el consenso de la Argentina sobre la gravedad de los crímenes durante la dictadura fue quebrantado de repente bajo el centro-derecha presidente Mauricio Macri.

A principios de este mes, Macri hizo temblar los nervios en la comunidad de derechos humanos cuando pareció dudar del entendimiento aceptado que 30.000 personas murieron bajo la dictadura. Consultado en una entrevista con Buzzfeed cuántas personas habían sido asesinadas, él con irritación respondió: "No tengo ni idea. Ese es un debate que no voy a entrar, si eran 9.000 o 30.000 ".

Algunos simpatizantes con el régimen anterior han planteado dudas sobre el largo número de desaparecidos, pero las palabras de Macri fue la primera vez que tal retórica negacionista fue incorporada a la corriente principal del discurso político.

carta de lula a cristina

56ee992b058e9_750x413


Carta urgente para la América del Sur
Es estrategia dura y pura, sobre la región, contra los gobiernos nacionales, populares y democráticos y sobre sus lideres políticos.



Rio Gallegos. Hoy por la mañana al abrir mi correo, un mail: Mensagem urgente do Ex-presidente Lula a  ex-presidenta de la República Argentina Cristina Fernández de Kirchner.
Desde San Pablo, Brasil, nuestro entrañable amigo: Luiz Inácio Lula da Silva, me escribe …( click para agrandar)
Argentina Ex-presidenta-page-001
Argentina Ex-presidenta-page-002
Argentina Ex-presidenta-page-003
Argentina Ex-presidenta-page-004
Argentina Ex-presidenta-page-005
Argentina Ex-presidenta-page-006Argentina Ex-presidenta-page-007

8/29/2016

marcha del endeudamiento




Emisión de deuda pública en 2016
JULIO CALZADA Y NICOLÁS FERRER

Durante el 2016 el Gobierno Nacional ha efectuado una importante emisión de deuda en los mercados de capitales al igual que los gobiernos provinciales. A esto se suman las emisiones de letras de tesorería (provinciales y municipales) realizadas por nuestro Mercado Argentino de Valores.

En lo que va del año 2016 el Gobierno Nacional ha efectuado una fuerte emisión de deuda que suma un total de 43.552 millones de U$S. La misma ha sido destinada a pagar holdouts, canjear letras del Banco Central, emitir letras del tesoro para cubrir el déficit fiscal y recomprar cupones PBI. Los gobiernos provinciales no se quedaron atrás y emitieron cerca de 5.850 millones de U$S estando presentes en los mercados las provincias de Buenos Aires, Neuquén, Mendoza, Gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires, Córdoba y Salta. Adicionalmente, en los dos últimos meses Chubut y Chaco han colocado deuda por unos U$S 900 millones. A esto se suman las emisiones de letras de tesorería (provinciales y municipales) realizadas por nuestro Mercado Argentino de Valores (Ex Mercado de Valores de Rosario), donde participaron los Gobiernos de la provincia de Santa Fe y Mendoza y las Municipalidades de Río Cuarto y Córdoba. Adjuntamos en esta nota el relevamientos de estas emisiones que hemos realizado. 

1. ¿Cuál fue la emisión de deuda del Gobierno Nacional durante el año 2016? 

Desde el 29 de Diciembre del 2015 al presente, el Gobierno Nacional emitió deuda por en dólares por u$s 38.925 millones (ver cuadro N°1). En dicho total se incluyen u$s 16.500 millones para pagar a los “holdouts”, u$s 2.750 millones para la recompra de cupones PBI; unos u$s 5.976 millones en Letras del Tesoro en dólares y u$s 13.699 millones de canje de Letras del Banco Central por bonos. A su vez, se realizaron nuevas emisiones en pesos – ya sea en renta variable o títulos ajustables por CER - por más de u$s 4.600 millones. Es así que el total de deuda emitida en lo que va del año por el Gobierno Nacional (sin tener en cuenta entidades subsidiarias), totaliza u$s 43.552 millones.

De esta manera, si se compara con los datos del stock de deuda del Gobierno Nacional al 28 de diciembre de 2015 cuando los títulos públicos en moneda extranjera sumaron u$s 104.253 millones , el incremento bruto de los pasivos en dólares desde entonces ha sido de un 41,7%. Hay que tener presente que dicho stock de deuda no estaban contabilizadas aquellas con quienes no habían ingresado a los canjes de los años 2005 y 2010 y seguían en litigio en los tribunales de Nueva York. También debe considerarse que parte del incremento de dicho stock tuvo lugar con el fin de cancelar pasivos vigentes y alterar el perfil de deuda del país, con lo cual el saldo neto en términos de un incremento de las obligaciones financieras del país seguramente sea menor.

Las emisiones de deuda del Gobierno Nacional para pagar a los holdouts y recomprar cupones del PBI se detallan en el cuadro N°2. Totalizaron 19.250 millones de dólares y el detalle de fecha de emisión, vencimiento, plazos y tasas del cupón se consigna en el cuadro citado. En efecto, en los bonos cortos (a 3 años) las tasas de interés se ubicaron en el 6,25% anual. En los bonos a 10 años, la tasa de interés fue del 7,5% anual y en los largos (20 años) la tasa llegó al 7,125% anual. Los primeros 5 bonos (el 2019, 2021, 2026, 2046) emitidos en Abril del 2016 fueron utilizados para pagar a los “holdouts”, en cambio los dos últimos (2028 y 2036) se utilizaron para recomprar cupones del PBI. 






Es importante resaltar que existe un cambio de política en materia de financiamiento a partir del 2016. Durante el año 2015 en el gobierno a cargo de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, el Estado Nacional se financiaba con fondos aportados por el Banco Central. El actual Gobierno del Ing. Mauricio Macri cambió el sistema de financiamiento basado casi exclusivamente en la emisión monetaria por un sistema de utilización de deuda en dólares, en una estrategia donde deliberadamente se buscó abrirse a los mercados de capitales locales e internacionales con la mínima actuación e intervención posible de la autoridad monetaria, el Banco Central de la República Argentina. 

A continuación analizaremos los resultados de la emisión de Letras del Tesoro del Gobierno Nacional en U$S durante el año 2016 (Cuadro N°3). El financiamiento del Tesoro Nacional con estos instrumentos generó una competencia en materia de inversiones financieras en el mercado local con las Letras emitidas por el Banco Central de la República Argentina (LEBAC). 






2. ¿Cuál fue la emisión de deuda de los Gobiernos provinciales durante el corriente año? 

La emisión de deuda de los gobiernos provinciales de la República Argentina en el primer semestre del 2016 ascendió a 5.850 millones de U$S (Ver detalle cuadro N°6). Seis provincias accedieron a los mercados de capitales: Buenos Aires, Neuquén, Mendoza, Gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires, Córdoba y Salta. Adicionalmente, en los dos últimos meses Chubut y Chaco han colocado deuda por unos U$S 900 millones.




En el cuadro N°4 se observan la fecha de emisión, el vencimiento, plazos y la tasa del cupón. Todas las tasas de interés se encuentran por debajo del 10% anual, lo que implica un financiamiento muy razonable a plazos interesantes para la ejecución de obras de infraestructura, por ejemplo (8 a 12 años). 

En dicho cuadro puede observarse que aún hay dos emisiones que se proyectan ejecutar en los próximos meses: Santa Fe por 500 millones de U$S, Tierra del Fuego por 150 millones de U$S.

3. ¿Cuál fue la emisión de letras de tesorería provincial y municipal en el Mercado Argentino de valores durante el año 2016? 

En el cuadro N°5 se detalla la emisión de letras de tesorería (provinciales y municipales) realizadas en el Mercado Argentino de Valores (Ex Mercado de Valores de Rosario) hasta fin de julio de 2016. Allí puede observarse las emisiones de los Gobiernos de la provincia de Santa Fe y Mendoza y las Municipalidades de Río Cuarto y Córdoba. Como puede verse, existe la liquidez suficiente en este mercado para cumplir con los requerimientos de estos gobiernos subnacionales, con razonables tasas de interés (Badlar más 4% a 6,5%).​





stevie...

chile, un museo de novedades: la crisis de la jubilación privada


Chile: La revuelta de las pensiones

Luis Mesina 

Manuel Salazar Salvo 

la estafa de las AFP. Entrevista
Luis Mesina
En el país irrumpió la indignación, hasta ahora contenida, contra las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que en la práctica han secuestrados los ahorros de los trabajadores para colocarlos al servicio de grandes empresas nacionales y extranjeras. El pasado 24 de julio casi un millón de trabajadores y sus familias marcharon en 40 ciudades del país para manifestar su bronca contra el sistema que legaliza el robo a gran escala y condena a los trabajadores a recibir pensiones miserables al final de sus vidas. Las marchas -que sorprendieron a los políticos- fueron convocadas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP.

Su vocero nacional es el dirigente sindical Luis Mesina Marín, secretario general de la Confederación de Sindicatos Bancarios y de la Federación de Sindicatos del Banco Santander, y presidente del sindicato nacional de ese banco. Fogueado en la lucha social, Mesina estudió en el Instituto Superior de Comercio y en el ex Pedagógico. El año 2000 fue vicepresidente de la CUT, cargo al que renunció denunciando actos de corrupción del entonces presidente, Arturo Martínez (PS). Ha participado en diversos intentos de reagrupación social y política de la Izquierda chilena, como la Fuerza Social y Democrática. La Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP ha convocado a una nueva movilización para el 21 de agosto.
Mesina dice que la Coordinadora viene trabajando un plan de actividades desde hace tiempo. Pero lo más que había logrado era reunir a unas ocho mil personas. El 10 de diciembre del año pasado la Coordinadora logró movilizar protestas en diez ciudades. “Pero en Santiago no pasó de siete mil personas”, agrega. “Más tarde se tomó la decisión de probar con una protesta familiar. Hubo convocatorias dirigidas a distintos grupos que simpatizan con la Coordinadora, pero que no forman parte de ella. En Arica, Antofagasta, Copiapó, Concepción y Valdivia, los compañeros y compañeras se desplegaron trabajando intensamente. Finalmente, se decidió hacer las marchas un día domingo, el 24 de julio y darle un carácter familiar. Para nuestra alegría comenzaron a surgir centenares de flyers, volantes, etc. y se empezó a difundir la convocatoria por las redes sociales con mucha fuerza. De pronto, se destapó el escándalo de la pensión de Myriam Olate, la ex esposa del diputado socialista Osvaldo Andrade, y se produjo una indignación gigantesca en todo el país que se reflejaba en las redes sociales. Nacieron nuevos grupos y movimientos de indignados con las AFP, que se sumaron a las convocatorias locales, regionales y nacional.
Esos colectivos y grupos hacen su trabajo movilizador por su propia cuenta. Convocan para el día señalado pero con sus propios mensajes y creatividad, impulsados por la presión de las redes sociales. Los indignados presionaron en las redes, por Facebook, Twitter y otras plataformas difundieron fotos, videos, informativos, afiches, algunos con mucho humor. Aparecieron el Movimiento Indignados Anti-AFP y muchos más… Son expresiones diversas de diversos colectivos. A través de Internet se multiplican formas de relación y de unidad de propósitos. Es gente cansada de la corrupción y de la impunidad. Eso se expresó claramente e inundó las redes y generó una explosión de bronca que todavía es imposible dimensionar. Creo que la pensión millonaria de la ‘socialista’ Olate gatilló esa bronca. Pero ocurrieron otros hechos: se difundió que había cambiado la tasa de mortalidad por parte de la Superintendencia de Pensiones, lo que implicaba alargar la expectativa de vida y aumentar los años para jubilar. En la práctica, una rebaja del 2,2% de las pensiones. Una decisión arbitraria, brutal, para una población ya muy castigada. Esto fue echarle bencina a la hoguera. Se agregaron las denuncias de corrupción que afectaron al diputado Iván Fuentes, apareció en el baile el senador Patricio Walker, que representa a esa casta aristocrática y corrupta que se ha adueñado de la política. Muchos chilenos pensaron: ‘¡Ya es el colmo!’”.
Luis Mesina añade: “En Chile se está agudizando la lucha de clases que algunos creen que es un invento marxista. Y la última semana se conoció que 45 directores de las AFP se repartieron 3.200 millones de pesos por concepto de dietas, por asistir a una reunión semanal de los directorios. Indignante… Todo esto es un caldo de cultivo que ha hecho que los trabajadores reaccionen indignados por la injusticia social que reina en el país”. Le entrevistó paraPunto Final Arnaldo Pérez Guerra
La CUT esta como ausente....¿Cuál ha sido el papel en esta protesta de la CUT, la Anef o el Colegio de Profesores?
Ninguno, aunque muchos afiliados a esas organizaciones se sumaron a las marchas y seguramente participarán en las marchas del 21 de agosto. Pero sus organizaciones no son convocantes. Sus dirigentes han estado difundiendo otra cosa en sus redes. Pero la mentira es muy fácil de comprobar. A esta altura esos dirigentes no pueden intentar subirse al carro. Ellos no están en la Coordinadora No+AFP. Sí hay organizaciones de base, dirigentes y sindicatos que pertenecen a la Anef o a la CUT. Lo mismo ocurre con miles de profesores jubilados y activos. Con nosotros participan dirigentes y sindicatos de la CUT en provincias.
Nunca nos habían dado tanta cobertura en la TV, las radios, diarios y medios digitales, como ocurrió después de la marcha del 24 de julio. Aunque la mayoría de esos medios continúan tergiversándonos. Pero el pueblo no se pierde, sabe la verdad, la sufre en carne propia, y sabe muy bien que la CUT no tiene nada que ver con esta enorme movilización. La cúpula de la Central avaló durante mucho tiempo una AFP estatal. Arturo Martínez sigue haciendo seminarios promoviendo esa idea. ¡La burocracia sindical no tiene remedio, no va a cambiar…! Lo que sucedió en la marcha del 24 es expresión de lo que la gente dice en las redes: no queremos a la CUT, no queremos a ningún partido político. La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, salió apoyándonos. No sabemos si lo hizo de manera oficial pero eso ha generado una confusión muy grande. La gente no quiere nada con esos dirigentes. Asimismo, la reacción contra el senador Alejandro Navarro, que lamentamos, demuestra que la gente no quiere nada tampoco con los políticos. Si a Navarro le hacen eso, hay que imaginarse lo que le harían a los otros políticos que ya no pueden andar por la calle sin recibir insultos”.
¿Hay intentos de robarse el liderazgo del movimiento anti AFP?
Sí, es probable, pero no tienen posibilidad alguna. Los medios pueden levantar una figura, tienen ese poder. Pero el pueblo no les cree, saben que no son los sindicalistas burócratas los que están a la cabeza del movimiento contra las AFP. Hoy aparecen diputados corruptos, dirigentes de la Nueva Mayoría y de la derecha hablando de reformas a la previsión social…Pero ¿quién les va a creer? Todo lo organizamos y lo financiamos nosotros, los permisos, la música… Marchamos más de 750 mil personas en Chile, miles en provincias donde nunca habían protestado contra las AFP. Devela que el país está cansado de cháchara politiquera. La gente gritaba: ‘¡Chile despertó!’. Sin embargo, la respuesta del gobierno fue estúpida. El funcionario que tienen en comisión de servicio con los grandes empresarios, el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés, dijo: ‘No hay plata’. Es el mismo que validó las fusiones truchas de AFP y que permite que el Estado deje de recibir 400 millones de dólares por concepto de tributos. Tenemos un desafío gigantesco: sacar de una vez por todas a quienes no cumplen el rol de funcionarios públicos, sino que son representantes del empresariado enquistados en el aparato público. Hay que acabar con este maridaje espurio de empresarios y políticos”.
¿Qué organizaciones sí participan de la Coordinadora No+AFP?
La Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam), la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud, la Confederación Bancaria, la Federación de Trabajadores de Walmart, la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos, muchos sindicatos grandes de Concepción, como el Sindicato de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), el Sindicato de Industrias Chilenas de Alambre (Inchalam), organizaciones del sector público, el Frente de Trabajadores de la Minería, la Unión Portuaria… Los sindicatos de verdad y, lo importante, lo distintivo en este movimiento es que es transversal, que es de hecho, no de derecho, que no tiene dirigentes, sino vocerías. Hoy soy yo, mañana eso cambia. El rol fundamental es responder al planteamiento que nos unifica: No+AFP. Tenemos propuestas, como el sistema de reparto. Si partidos y militantes quieren participar con nuestras condiciones, perfecto. Tenemos un trabajo de años formando opinión contra las AFP y eso nos valida. No tenemos un doble estándar, ni interés por candidatearnos a nada. La Plaza de Los Héroes estaba repleta y de repente me llaman y me dicen que la marcha aún venía más allá de San Isidro. Y nuestro audio no se escuchaba más allá de dos cuadras… Fue muy emotivo, se cantó la Canción Nacional y ‘El pueblo unido’: a algunos no les gustó porque se identifica con la política, la Izquierda, pero mucha gente lloraba cantando. Al bajar del escenario, se nos acercaba gente a felicitarnos, diciendo: ‘Por fin estamos en la unidad’. Esto tiene dos lecturas: lo importante de la lucha y el que nos demos cuenta que la gente está desesperada. Desolación es lo que hay, y es porque todo se ha traicionado cuando se llega al poder, la gente no cree... No hay construcción colectiva, y es lo que hace falta. Tiene que haber un movimiento, no un sujeto. Hoy tenemos una posibilidad histórica: el pueblo pide a gritos organización y es necesario construirla en todas partes”.
¿Qué viene ahora?
Sumar a la mayor cantidad de gente y cambiarse al Fondo E, porque si una amplia mayoría nos cobijamos en ese fondo, no podrán especular como lo hacen hoy en el mercado bursátil y utilizar esos recursos para colocar directores, financiar a los bancos, Isapres, el retail, etc. Tendrían que invertir en renta fija, en papeles del Estado y, en consecuencia, el negocio de las AFP colapsa de inmediato. Si un 80% de los trabajadores se cambia, colapsan. Esa es desobediencia civil, un acto pacífico de rebeldía.
El 10 de agosto realizaremos una jornada de difusión, educación y propaganda, que va a culminar a las 21:00 horas con una protesta popular, un cacerolazo en las poblaciones y plazas del país. Tendremos distintas actividades: mitines de propaganda frente a las AFP, para que la gente no se deje embaucar por los cantos de sirena de que que van a modificar el sistema. ¡Pamplinas! El domingo 21 de agosto convocamos a la segunda marcha familiar en todo el país. En las redes se empezó a decir que lo del 10 de agosto es organizado por la CUT. Es falso. La Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP hace siempre, los días 10 de cada mes, jornadas de propaganda, porque es el día en que los empleadores tienen que depositar en las AFP las platas que descuentan a los trabajadores. Es una fecha simbólica: el día que nos roban”.
Las AFP: motores del “modelo” chileno
Manuel Salazar Salvo
En el primer semestre de 1978, en las oficinas de Odeplan y dirigidos por Roberto Kelly, un grupo de jóvenes economistas trabajó por varios meses en un plan para reformar el sistema de previsión chileno. Cuando estuvo terminado, fue difundido entre los miembros de la Junta Militar y los ministros. Hubo algunas reacciones indignadas. En el proyecto se aumentaba la edad de jubilación, se terminaban las causales de pensión que no fueran edad o invalidez extrema y se anulaban las pensiones que hubieran sido concedidas por motivos distintos de los nuevos. Varios ministros amenazaron con renunciar si se aprobaba el plan de Kelly. Era evidente que decenas de miles de pensionados reaccionarían iracundos frente a esos cambios. La Junta decidió guardarlo.
Al promediar el año, Roberto Kelly, capitán de navío en retiro, ex ejecutivo del grupo Edwards y uno de los asesores más cercanos de Agustín Edwards, asistió al encuentro anual de la Facultad de Economía de la Universidad Católica. Allí escuchó una charla de un joven que había sido el mejor alumno de su promoción y que en vez de acudir a perfeccionarse en Chicago lo hizo en Harvard. El joven afirmó que era posible alcanzar el desarrollo por medio de una economía liberal y tecnificada. Kelly quedó impresionado y lo invitó a repetir su conferencia en el edificio Diego Portales, sede del gobierno militar.
El joven conferencista era José Piñera Echenique, trabajaba como asesor personal de Manuel Cruzat, cabeza del principal grupo económico del país, y era editor del Boletín de la Colocadora Nacional de Valores, reputado informe económico que circulaba restringidamente.
Piñera repitió sus conceptos ante la Junta Militar, el gabinete en pleno y varios altos mandos de las fuerzas armadas. Varios meses después, a fines de diciembre de 1978, fue nombrado ministro del Trabajo con la misión de enfrentar la amenaza de un boicot sindical internacional y reformar el sistema previsional. Kelly, por su parte, fue designado ministro de Economía.
José Piñera debería apoyarse en Odeplan para preparar su reforma y al frente de aquella Oficina de Planificación Nacional fue puesto Miguel Kast. También fueron escogidos dos asesores directos para ayudar a Piñera: Hernán Büchi y el abogado Roberto Guerrero.
Piñera se abocó a frenar el boicot y diseñó lo que fue conocido como el Plan Laboral. Dos decretos leyes pusieron en marcha su estrategia. Se estableció la libertad de reunión de los trabajadores y la libertad de afiliación y cotización. Pocos meses después, a fines de junio de 1979, fue promulgado el Plan Laboral completo, que implicó la disolución del Código del Trabajo. En esos mismos días Piñera anunció que en los próximos meses entraría en vigencia la reforma previsional. En Odeplan, en tanto, la tarea específica de elaborar el nuevo sistema de jubilación estaba a cargo de Martín Costabal.
El Plan Laboral y la reforma previsional provocaron una fiebre neoliberal en todas las esferas del gobierno militar: se decretó la libertad de tarifas profesionales; se liberaron los controles sobre las cepas vitivinícolas; se eliminaron las trabas al crecimiento urbano; se iniciaron los primeros planes pilotos para privatizar la salud; y Corfo reinició sus privatizaciones, entre otras muchas medidas. Era el momento esperado por Piñera para plantear su teoría de “las siete modernizaciones”. Todo fue impuesto por la fuerza, sin consultar a nadie.
Puesta en marcha del sistema de AFP
El 4 de noviembre de 1980, casi dos meses después del fraudulento plebiscito que le dio el título de “presidente” por ocho años y aprobó la Constitución de la dictadura militar, el general Augusto Pinochet promulgó la reforma previsional. Seis meses más tarde, el 11 de mayo de 1981, nacieron formalmente las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Desde ese instante los recursos de los trabajadores chilenos para su jubilación se traspasaron al sistema privado, específicamente a los grupos económicos, mediante licitaciones públicas. Las primeras AFP fueron:
Provida: Propiedad en un cien por ciento del grupo Cruzat-Larraín a través de las empresas CCU, Copec, Colocadora Nacional de Valores y otras. Al 30 de abril de 1984, su directorio incluía a Manuel Cruzat, Fernando Larraín, Juan Braun Lyon, Jorge Cauas y William Thayer.
Santa María: Sus accionistas principales eran el Banco de Chile y un consorcio transnacional de seguros. En la práctica, su principal dueño era el grupo BHC, encabezado por Javier Vial.
San Cristóbal: Su propiedad estaba concentrada en los bancos de Chile (28%), Santiago (13,7%), BHIF (9,7%) y Colocadora Nacional de Valores (8%), que pertenecían a los grupos de Cruzat y Vial. Porcentajes accionarios menores tenían los grupos Edwards, Errázuriz, Cueto, Luksic y Comandari. Era presidida por el ex ministro de Trabajo, Patricio Mardones.
El Libertador: En su totalidad pertenecía al grupo económico que dirigía Agustín Edwards.
Alameda: Sus grupos de control originarios fueron Cruzat-Larraín y Soza Cousiño.
Invierta: El 50 por ciento de las acciones pertenecía al Banco de Concepción y otro 40 por ciento al grupo de Francisco Javier Errázuriz, a través de distintas empresas. El 10 por ciento restante era del Banco de Fomento de Valparaíso.
Summa: Sus grupos de control eran los Matte, los Angelini y los Luksic.
Planvital: El 50 por ciento de las acciones pertenecía al Banco de Concepción y la otra mitad al grupo Errázuriz.
Concordia: Pertenecía al grupo económico que controlaba la Financiera Ciga. Accionistas minoritarios eran el Banco Austral, Rubén Cruz Ponce, Hernán Dávila Echaurren y el grupo Errázuriz.
Cuprum: Perteneciente a los supervisores del cobre.
Magister: Propiedad del Colegio de Profesores de Chile A.G. y a otras instituciones gremiales.
Habitat: Su principal accionista era la Sociedad de Inversiones y Servicios La Construcción S.A., vinculada a la Cámara de la Construcción. Otros accionistas eran algunas empresas constructoras y Modesto Collados, ex ministro de la Vivienda del presidente Eduardo Frei Montalva y de la dictadura militar.
Cambian las reglas
Al llegar la primavera de 1984 las AFP ya habían acumulado fondos por más de 1.300 millones de dólares y las consecuencias del terremoto financiero de 1983, que afectó principalmente a los bancos y a los grupos económicos, llevó a la dictadura y a los civiles neoliberales que la apoyaban a modificar las normas regulatorias de la inversión de los fondos previsionales. Un equipo encabezado por Juan Ariztía Matte, superintendente de AFP, se abocó a elaborar rápidamente un cuerpo legal que autorizaba a invertir parte de los fondos para jubilación en acciones de empresas del Estado y luego, a partir de 1986, en empresas privadas. Ariztía, “Chicago boys”, quien estuvo en ese cargo entre 1980 y 1989, es el padre de Rafael Ariztía Correa, un joven ingeniero civil industrial de la UC que se formó en los negocios en Bancard, al lado de Sebastián Piñera y que en 2011 fue convocado por éste a La Moneda a encabezar una nueva Unidad de Modernización del Estado. Ariztía Correa formó parte de los “Piñera boys” junto a Nicolás Noguera, Juan Luis Rivera y Santiago Valdés, y le tocó coordinar dos de los principales proyectos de Piñera: Mapocho navegable y el Parque Tantauco. En 2009, Ariztía dejó Bancard para ser gerente de finanzas de Celfin. Sin embargo, el destino lo volvió a unir con Piñera: desde su puesto, le tocó monitorear el fideicomiso ciego que el ex mandatario realizó en medio de la campaña presidencial.
Así, en 1985 las AFP empezaron a invertir en las empresas que estaba licitando Corfo y que pasaron rápidamente a las manos de los principales grupos económicos.
En los años y décadas siguientes la propiedad de las AFP fue cambiando y concentrándose progresivamente. Hoy, son seis las que detentan el control total:
Capital: Propiedad del grupo transnacional SURA.
Cuprum: Pertenece a Principal Financial Group, sociedad anónima listada en la New York Stock Exchange de EE.UU., líder global en administración de inversiones, ahorro y pensiones que administra activos por más de 519 mil millones de dólares. Tiene más de 19 millones de clientes y unos 15 mil empleados con presencia en 18 países.
Habitat: La Cámara Chilena de la Construcción controla más del 67 por ciento de la propiedad a través de Inversiones La Construcción Ltda. e Inversiones Previsionales Dos S.A.
Modelo: Es controlada por Inversiones Atlántico Ltda., propiedad de Andrés Navarro Heussler y su familia.
PlanVital: Pertenece a Asesoría e Inversiones Los Olmos S.A., sociedad anónima chilena controlada por la sociedad de Islas Vírgenes Británicas Atacama Investments Ltd., la que directa e indirectamente tiene el 100% de la primera y es, a su vez, controlada por la sociedad italiana Assicurrazioni Generali SpA.
Provida: Es propiedad de la transnacional de seguros MetLife, con presencia en 45 países y posiciones de liderazgo en Estados Unidos, Japón, América Latina, Europa, Asia y Oriente Medio.
Pilar de los grupos
Durante más de tres décadas las AFP han sido un pilar fundamental de los grupos económicos chilenos. Datos recopilados por la Fundación Sol indican que 4,35 billones de pesos -unos 6.000 millones de dólares- están invertidos en siete empresas del grupo Luksic, 3 billones de pesos -unos 4.500 millones de dólares- en sociedades del grupo Matte y otros 2 billones en el BCI. A junio de 2016, las AFP tenían una inversión en empresas nacionales superior a los 65.000 millones de dólares y más de 45.000 millones de dólares en sociedades extranjeras. Sólo en los diez principales bancos chilenos habían colocado más de 31 mil millones de dólares.
Las AFP eligen a unos 60 integrantes de los directorios de las principales empresas del país donde tienen importantes paquetes accionarios. El periodista Daniel Matamala, en su libro Poderoso caballero, da cuenta de algunos de esos porcentajes de propiedad: Cencosud (16,55%), Colbún (17,63%), Endesa (15,33%), Enersis (12,69%) CMPC (11,58%).
Algunas otras empresas donde han invertido son: Falabella, Ripley, La Polar, Salfacorp, Besalco, AquaChile, Cintac, Banmedica, CAP, CCU, Sonda, Banco de Chile, Copec, Madeco, Viña Concha y Toro, Compañía Chilena de Fósforos, Norte Grande, Embotelladora Andina, Forus, Masisa, Corpbanca, Iansa, Entel, SQM, Pampa Calichera, Potasios de Chile, Nitratos de Chile, Oro Blanco, Lan, Vapores y Volcán.
Los directores de las AFP en estas empresas reciben suculentos honorarios. Los dos del Banco Chile -Jorge Awad y Jaime Estévez-, por ejemplo, reciben más de 15 millones de pesos al mes.
El periodista Matamala también publicó una lista de ex ministros y funcionarios de la dictadura que han ocupado sillones en los directores de las AFP. Ellos son Alfonso Márquez de la Plata, Jorge Cauas, Miguel Schweitzer, Alvaro Bardón, Fernando Léniz, Jorge Prado, Sergio de Castro, Miguel Angel Poduje, Luis Larraín, Guillermo Arthur, Martín Costabal y Alvaro Donoso.
Pero no sólo el régimen militar les ha proporcionado ejecutivos. También lo ha hecho la Concertación desde los años 90. Entre ellos figuran Jaime Estévez, Julio Bustamante, Jorge Marshall, Osvaldo Puccio, Hugo Lavados, María Eugenia Wagner, José Antonio Viera-Gallo y Ximena Rincón, actual ministra del Trabajo y Previsión Social,
Sindicalista y portavoz de la Coordinadora contra las AFP de Chile.
Periodista, miembro del comité de redacción de la revista chilena Punto Final.
Fuente:
“Punto Final”