6/29/2015

la res publica

La diputada nacional y precandidata a presidenta estuvo en La Plata de campaña, y fiel a su estilo sacudió contra todos.
La precandidata a presidenta por el frente Cambiemos y referente de la Coalición Cívica-ARI, estuvo este lunes en la capital bonaerense para apoyar las precandidaturas de Claudio Pérez Irigoyen a la intendencia y de Cristina Dorato al Senado provincial. "Es el candidato más decente de la ciudad”, dijo con respecto al primero.

“Nunca pedí el voto de nadie, pero esta vez quiero pedirles muchos votos para Claudio Pérez Irigoyen, Cristina Dorato y Mariano Penas porque La Plata merece decencia”, explicó.

En su habitual verborragia, Elisa Carrió criticó duramente al gobernador Daniel Scioli y al intendente local Pablo Bruera, principalmente por su actuación en la trágica inundación del 2 de abril de 2013. 

“Escondieron muertos”, sostuvo y añadió que “esas víctimas nunca fueron prioridad para Scioli y mucho menos para Bruera, que estaba de vacaciones en Brasil”.

La parte más caliente de la charla fue cuando se refirió mediante una observación muy polémica al accionar del ex motonauta: "Cristina perdió cuando tuvo el exceso de poder con Randazzo. Con Scioli se puede tener cualquier exceso de poder, puede ser violado perfectamente, que no dice nada".

Carrió recordó de esa manera la feroz disputa entre el mandatario provincial con los referentes del ultrakirchnerismo, que tuvo su punto más caliente en el año 2012, cuando la interna Provincia-Nación le complicó a Scioli el pago del medio aguinaldo, entre otros problemas.

Vaticinó que "hay un acuerdo para que Scioli gobierne pero en donde si llega a molestar lo voltean", y además terminó comparando a Carlos Zannini con Stalin

muy buena caída!

Scioli zannini
Según Artemio López, la fórmula Scioli- Zaninni cayó bien

Artemio López encuestador de Equis, y Analía del Franco de Analogías, comenzaron a sondear la fórmula autoproclamada de"unidad", integrada por Daniel Scioli y Carlos Zaninni.

Los datos se dieron a conocer hoy en Tiempo Argentino, en donde se ratificó un escenario en el que el FpV persiste con cierta holgura en el primer lugar: si se proyectan indecisos, el FpV tendría incluso chances de ganar las elecciones presidenciales sin necesidad de balotaje.

“La intención de voto de la fórmula Scioli-Zannini la tengo por sobre el 40%, con 41% si se proyectan indecisos. A Macri lo tengo en 24%, con posibilidades de crecer hasta los 30%. Cada vez hay más chances de que el FpV gane en primera vuelta”, vaticinó el sociólogo Artemio López, director de la consultora Equis.

Los números se desprenden de la muestra abarca a todo el país y algunos de sus resultados, alientan la hipótesis de que el FpV está consolidándose como primera minoría. Según el titular de Equis, la primacía del kirchnerismo se debe mayormente a tres factores. “El primero, es la imagen de Cristina: es la presidenta más popular que concluye su mandato desde la recuperación de la democracia. 

"Por ejemplo en La Matanza, mis mediciones registran que está en un 64% de imagen positiva. El segundo factor que explica los pronósticos es el piso electoral del que parte el FpV: un 33% que logró retener incluso en coyunturas difíciles como el año 2009, en el que hubo caída del PBI y alza del desempleo. La tercera explicación se basa en los números del consumo y la economía, que muestran una franca recuperación. No se olvide que el 30% de los ciudadanos definen su voto a último momento, de acuerdo a las condiciones materiales”, detalló.

Tras la decisión de Florencio Randazzo de declinar su candidatura presidencial, otro de los puntos a analizar fue a dónde iban a ir sus votos. La encuestadora Analía Del Franco, titular de Analogías, se ocupó de analizar este interrogante, "el votante de Randazzo tiene un perfil promedio de “periférico del oficialismo” y, pese a sus primeras reacciones de descontento, ya está mayormente dispuesto a votar por la dupla Scioli-Zannini". 

“El 90% del votante de Randazzo no va a votar otra cosa que no sea oficialismo. Esta situación, que ya se percibe en las encuestas, reforzó la tendencia que veníamos viendo en los últimos meses: la polarización entre (Mauricio) Macri y Scioli, con un Scioli que aparece con más contundencia y solidez”, analizó Del Franco. 

“Para algunos apoyos de Scioli, pudo haber una situación de desconcierto en un primer momento, reforzado por el relato mediático que ubica a Zannini como una especie de cuco K. Sin embargo, me parece que la estrategia del FpV de ir a las PASO con una sola fórmula hará que salga muy fortalecido el 9 de agosto, y que eso después derive en un crecimiento para el 25 de agosto”, proyectó.

En tanto, según una medición de Aresco,que dirige Julio Aurelio, realizada el 22 de junio en la provincia de Buenos Aires, la dupla Scioli Zannini tiene una intención de voto de un 42,5%, seguida por Mauricio Macri y Gabriela Michetti, que suman 26,9 por ciento.


primera vuelta, la visión del frente renovador: "scioli será un presidente más autónomo del que se supone"




El fantasma que recorre el “círculo rojo” por estos días es que gane Daniel Scioli en octubre, no lo dejen gobernar, se profundice “el modelo” y que todos los problemas que viene arrastrando la economía se agraven. La hipótesis que prevalece es que Scioli estará maniatado por Carlos Zannini desde la Presidencia del estratégico Senado, por La Cámpora desde el Congreso (y la cada vez más amplia administración pública) y por “La Jefa”, que lo condicionará desde el llano. Atrapado en el medio de estos fórceps, Scioli no podría ensayar un cambio en la política económica y, temen los más pesimistas, el país se encaminaría a recorrer el derrotero venezolano.

Sin embargo, esta hipótesis merece ser puesta a prueba. Argentina es un país hiperpresidencialista y ocupar la Presidencia de la Nación no es un “cargo menor”, como dicen que dijo un famoso CEO. Quien ocupa el Poder Ejecutivo tiene facultades muy amplias para llevar (o, al menos, intentar) el barco al puerto deseado. Asimismo, de ganar Scioli, la amplia mayoría del actual Gabinete estará en el Congreso o en otros puestos a partir del 10-D. Es decir, Scioli podría nombrar a su propio Gabinete. La historia reciente muestra que el FpV siempre le impuso a DOS su vice, pero le permitió armar sus equipos de trabajo y gobernar a su antojo. La historia también enseña que el peronismo es verticalista y que quien gana, conduce. Mientras DOS no sacrifique las vacas sagradas de “el modelo” ni claudique en las conquistas de “la década ganada”, algo que el propio Scioli (con buen tino político) aseguró que no va a hacer, dispondrá de un campo más amplio del que se cree para ensayar un cambio en la política económica.

Asimismo, cambiar algunos rasgos centrales de la gestión económica no es una opción para DOS sino una obligación; esto también reconocen, sotto voce, algunos kirchneristas de paladar negro. Los desequilibrios macro se están acentuando a pasos agigantados y la economía está estancada desde finales de 2011. Si DOS quiere ser “el Presidente de la producción” y duplicar el PIB en diez años, como él mismo dijo en la última semana, deberá recuperar la coherencia macroeconómica. Los asesores económicos de Scioli lo saben. Reconocen que la economía está corta de dólares, que el tipo de cambio está atrasado, que las retenciones (y más aún con éstos precios internacionales) no encuentran justificativo, que la inversión es insuficiente y que la política fiscal, principalmente por el peso de los subsidios, se ha vuelto inconsistente. De todos modos, no lo van a escuchar a DOS diciendo esto en campaña. A lo sumo, argumentará que se irán solucionando los problemas con “gradualismo”. Seguramente, esa palabra sea la regla del juego en 2016, y no el “siga siga”.

Por supuesto, no debe descartarse una tensión en la relación entre Scioli y el FpV en caso de que el plan de acción sciolista tenga algún tufillo noventista, costos sociales o implique una claudicación de algunos de los logros de la década ganada. Allí podría originarse una crisis política. Scioli deberá ser lo suficientemente sagaz para no sacrificar las vacas sagradas kirchneristas (AUH, AA, YPF y otros símbolos litúrgicos) y aprovechar el campo de acción del que dispondrá. Aparecen, en el horizonte, algunos puntos que podrían tensionar el vínculo y derivar, en un extremo improbable, en una crisis política: Indec y holdouts. Una normalización del Indec implicaría aceptar que la pobreza es cuatro o cinco veces superior a la que admitió la Presidente ante la FAO y pagarle a los holdouts implica cambiar dos leyes, es decir, ir al Congreso. Son cuestiones no menores y que hacen al buen funcionamiento de la economía: sin un Indec normalizado y un arreglo con los holdouts, la prognosis sobre el futuro económico no es muy alentador.

En resumen, y yendo a contracorriente de la tesis dominante, creemos que Scioli será un presidente más autónomo del que se supone y que introducirá cambios en la política económica de modo gradual, como él cree. “Ni ajuste ni shock”, dijo en los últimos días. Si su plan será capaz de sacar la economía a flote es otra historia. Para eso falta mucho y aún le queda un gran desafío, el mayor de su vida, por delante: ganar las presidenciales y colgarse la banda.

crisis en la eurozona: varoufakis y syriza no acatan a pitrola!

Así ocurrió. Mi intervención en la reunión del Eurogrupo el pasado 27 de junio, y una valoración del referéndum propuesto al pueblo de Grecia
Yanis Varoufakis · · · · ·


 

La reunión del Eurogrupo de ayer, 27 de junio de 2015 no pasará a la historia como un momento de orgullo para Europa. Los ministros rechazaron la petición del gobierno griego para garantizar al pueblo griego una semana de deliberación, a fin de decidir una respuesta de Sí o No a las propuestas de las instituciones, unas propuestas cruciales, huelga decirlo, para el futuro de Grecia en la Eurozona. La mera idea de que un gobierno pudiera consultar a su pueblo sobre una propuesta problemática hecha por las instituciones fue tratada con incomprensión y, a menudo, con un desdén rayano en la indignación. Hubo incluso quien llegó a espetarme: “¿Cómo puede usted esperar que la gente común entienda asuntos de tal complejidad?”. ¡La democracia no tuvo un buen día en la reunión de ayer del Eurogrupo! Pero tampoco las instituciones europeas. Luego de que se rechazara nuestra propuesta, el Presidente del Eurogrupo rompió con la convención de unanimidad –emitiendo un comunicado sin mi consentimiento— y llegó incluso a tomar la dudosa decisión de acordar una continuación de la reunión sin la presencia del ministro griego, ostensiblemente para discutir los “próximos pasos”. ¿Pueden coexistir la democracia y una unión monetaria? ¿O debe acaso caer una de las dos? Tal es la cuestión capital que el Eurogrupo decidió responder guardando a la democracia en el cajón de las cosas demasiado arduas. Por ahora. O eso, al menos, me atrevo a esperar yo.

Intervención de Yanis Varoufakis en la Reunión del Eurogrupo del 27 de junio de 2015 [Para ver su intervención de la semana pasada, pulse AQUÍ]

Colegas:

En nuestra última reunión del pasado 25 de junio las instituciones presentaron su oferta final a las autoridades griegas en respuesta a nuestra propuesta de un Acuerdo a Nivel de Expertos (SLA, por sus siglas en inglés) presentado el 22 de junio (y firmado por el Primer Ministro Tsipras). Tras un largo y cuidadoso examen, nuestro gobierno decidió que, desgraciadamente, la propuesta de las instituciones no podía ser aceptada. A la vista de lo cerca que estaba ya el 30 de junio, fecha de expiración del actual acuerdo de préstamo, el punto muerto a que hemos llegado nos suscita honda preocupación a todos. Y sus causas deben ser examinadas a conciencia.

Nosotros rechazamos las propuestas realizadas por las instituciones el pasado 25 de junio por varias razones de peso. La primera razón es la combinación de austeridad e injusticia social que impondrían a una población ya devastada por… la austeridad y la injusticia social. También nuestra propia propuesta SLA (del 22 de junio) es austera, buscando aplacar a las instituciones y, así, acercarnos a un acuerdo. Solo que nuestra SLA busca desplazar la carga de esta nueva oleada de austeridad hacia las espaldas de los más capaces de soportarla (por ejemplo: concentrándose en mayores contribuciones de los empresarios a los fondos de pensiones, en vez de reducir las pensiones más bajas). Sin embargo, incluso nuestra SLA contiene muchos elementos que la sociedad griega rechaza.

Así pues, habiéndosenos empujado enérgicamente a aceptar una nueva austeridad substancial en forma de superávits primarios absurdamente grandes (un 3,5% del PIB a medio plazo, algo inferior a la irrecibible cifra acordada por los anteriores gobiernos griegos: 4,5%), tuvimos que terminar haciendo equilibrios recesivos entre, por un lado, los mayores impuestos y gravámenes en una economía en la que a quienes pagan lo debido les sale por un ojo de la cara, y por el otro lado, reducciones en pensiones y servicios sociales en una sociedad ya devastada por recortes masivos en el ingreso básico que sostiene a los cada vez más necesitados.

Déjenme decirles, colegas, lo que ya hemos comunicado a las instituciones el 22 de junio, al ofrecer nuestras propias propuestas: incluso esta SLA, la que nosotros proponíamos, resultaba extremadamente difícil de pasar por el Parlamento, dado el nivel de medidas recesivas y de austeridad que entrañaba. Desgraciadamente, la respuesta de las instituciones fue insistir en medidas todavía más recesivas (es decir, paramétricas), como, pongamos por caso, incrementar el IVA de los hoteles ¡del 6% al 23%!). Y lo que todavía es peor, en desplazar masivamente las cargas desde el mundo empresarial hacia los sectores más débiles de la sociedad: por ejemplo, reduciendo las pensiones más modestas, privando de apoyo a los campesinos, posponiendo indefinidamente toda legislación que ofrezca una mínima protección a trabajadores inclementemente explotados.

Las nuevas propuestas de las instituciones, según se expresan en su documento del 25 de junio –anterior a la SLA—, convertirían un paquete de medidas políticamente problemáticas (desde la perspectiva del Parlamento griego) en un paquete de medidas extremadamente difícil de aceptar por una mayoría parlamentaria. Pero eso no es todo. La cosa es peor, mucho peor que eso, cuando echamos un vistazo al paquete de medidas de financiación propuestas.

Lo que hace de todo punto imposible que pase por el Parlamento griego la propuesta de las instituciones es la falta de respuesta a esta cuestión: ¿Nos ofrecerán al menos esas penosas medidas un período de tranquilidad para poder llevar a cabo las reformas y medidas acordadas? ¿Acaso una inyección de optimismo contrarrestará el efecto recesivo de la consolidación fiscal extra que se pretende imponer a un país que lleva ya en recesión 21 trimestres consecutivos? La respuesta es clara: No; la propuesta de las instituciones no ofrece esa perspectiva.

He aquí por qué: la financiación propuesta para los próximos 5 meses (véase más abajo el calendario) resulta problemática por distintas razones:

Por lo pronto, no hace provisiones para los atrasos del Estado causados por 5 meses de realizar pagos sin desembolsos y de ingresos fiscales menguantes resultantes de la permanente amenaza de Grexit que estaba en el aire, por así decirlo.

En segundo lugar, la idea de canibalizar el HFSF (Fondo Helénico de Estabilidad Financiera, por sus siglas en inglés), a fin de pagar los bonos del BCE de la era SMP [Securities Market Program, un programa que fue substituido en septiembre de 2014 por el actual programa OMT (Outright Monetary Transactions); T.] constituye  un peligro claro y vivamente presente: esos dineros fueron concebidos –fundadamente— para robustecer a la frágil banca griega, posiblemente a través de una operación que permitiera enfrentarse a las montañas de créditos no rentables que merman su capitalización. La respuesta que he obtenido de funcionarios veteranos del BCE, cuyo nombre no dejaré dicho, es que, si necesario fuera, el HFSF sería reaprovisionado para poder lidiar con las necesidades de recapitalización de los bancos. ¿Y quién reaprovisionaría? El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), se me dijo. Pero –un pero nada menor— eso no forma parte del acuerdo propuesto y, además, no podría ser parte del acuerdo, en la medida en que las instituciones carecen de mandato para comprometer de ese modo al MEE, como estoy seguro de que Wolfgang [Schäuble] nos recordará a todos. Por lo demás, si pudiera llegar a hacerse un arreglo así, ¿por qué no se discute nuestra sensible, moderada, propuesta de una nueva función del MEE para Grecia que ayude a desplazar los pasivos del SMP actualmente en manos del BCE hacia el MEE? La respuesta: “no lo discutimos porque no nos da la gana” sería demasiado dura para que yo pudiera trasladarla a mi Parlamento al lado de un nuevo paquete de austeridad.   

En tercer lugar, el calendario de desembolsos propuesto es un campo de minas en forma de revisiones –una al mes— que garantizará dos cosas. La primera, que el gobierno griego se verá inmerso día tras día, semana tras semana en el proceso de revisión durante cinco largos meses. Y bastante antes de que esos cinco meses expiren, tendremos que entrar en otra tediosa negociación sobre el siguiente programa. Porque no hay nada en la propuesta de las instituciones capaz de inspirar ni siquiera la más remota de las esperanzas en que al final de esta nueva extensión Grecia podrá caminar por su propio pie.

En cuarto lugar, dado que resulta apabullantemente claro que nuestra deuda seguirá siendo insostenible a final de año y que el acceso a los mercados seguirá tan lejos como ahora, no puede contarse con que el FMI desembolse su parte, los 3,5 mil millones con que cuentan las instituciones como parte del paquete de financiación propuesto.

Estas son razones sólidas que justifican por qué nuestro gobierno no considera que disponga de un mandato para aceptar la propuesta de las instituciones ni para servirse de la mayoría de que dispone en el Parlamento para pasarla por el legislativo.

Al mismo tiempo, y sabedores del crítico momento histórico en que nos hallamos, no disponemos tampoco de mandato para desestimar las propuestas de las instituciones. Nuestro partido recibió el 36% del sufragio, y el gobierno en su conjunto recibió poco más del 40%. Plenamente conscientes de la gravedad de nuestra decisión, nos sentimos obligados a poner la propuesta de las instituciones en manos del pueblo de Grecia. Nos proponemos explicarles cabalmente qué significaría un SÍ a la Propuesta de las instituciones, y hacer lo propio con el voto del NO, para que decida el pueblo. En lo que a nosotros hace, aceptaremos el veredicto popular y haremos todo lo necesario para ponerlo en práctica, sea cual sea el resultado.

Algunos se inquietan porque un Sí podría significar un voto de falta de confianza en nuestro gobierno (puesto que nosotros recomendaremos votar No), caso en el cual no podríamos prometer al Eurogrupo que estaríamos en situación de firmar y llevar a la práctica el acuerdo con las instituciones. No es así. Nosotros somos demócratas convencidos.  Si el pueblo nos da una instrucción clara para suscribir las propuestas de las instituciones, haremos lo que sea preciso en este sentido, aun cuando ello traiga consigo una reconfiguración del equipo de gobierno. Colegas: la solución del referéndum es óptima para todos, dadas las restricciones en que nos hallamos.

  • Si nuestro gobierno aceptara hoy la oferta de las instituciones prometiendo pasarla mañana por el Parlamento, seríamos derrotados en el Parlamento, lo que resultaría en la convocatoria de nuevas elecciones no antes de un mes: un retraso y una incertidumbre que no harían sino disminuir muy mucho las perspectivas de una solución satisfactoria.
  • Pero aun si consiguiéramos pasar por el Parlamento las propuestas de las instituciones, nos enfrentaríamos a un gran problema de titularidad y de puesta en práctica. Dicho simplemente: así como en el pasado los gobiernos que se allanaron a poner en práctica políticas dictadas por las instituciones no lograron hacerse acompañar por el pueblo, así también nos pasaría a nosotros: cosecharíamos el mismo fracaso. 

Respecto de la cuestión que hay que plantear al pueblo griego, mucho se ha discutido. Muchos de ustedes nos aconsejan –y hasta nos instruyen para— que sea una pregunta de Sí o No sobre el euro. Déjenme ser claro al respecto. Para empezar, la cuestión fue formulada en el Gabinete y acaba de pasar por el Parlamento, y su tenor literal es el siguiente: “¿Acepta usted la propuesta de las instituciones tal como nos fue presentada el 25 de junio en el Eurogrupo?”. Esta es la única cuestión pertinente. Si hubiéramos aceptado esta propuesta hace dos días, habríamos llegado a un acuerdo. Lo que hace el gobierno griego ahora es preguntar al electorado para que conteste la cuestión que tú, Jeroen [Dijselbloem] me planteaste literalmente así (cito textualmente): “considéralo, si quieres, una propuesta de tómalo o déjalo”. Muy bien; así lo consideré. Y lo que hacemos ahora es honrar a las instituciones y al pueblo griego pidiendo a este último una respuesta clara a la propuesta de las instituciones.

A quienes digan que, en realidad, esto es un referéndum sobre el euro, mi respuesta es la siguiente: podéis perfectamente decir eso, pero yo no haré comentarios. Es vuestro juicio, vuestra opinión. Vuestra interpretación. ¡No la nuestra! Hay una lógica en vuestro punto de vista, si lo que amaga es una amenaza de que un No del pueblo griego a la propuesta de las instituciones será seguido de movimientos tendentes a expulsar a Grecia –ilegalmente— del euro. Tal amenaza resultaría incongruente con los principios básicos de la gobernanza democrática europea y con la legislación europea.

A quienes nos instruyen para que la cuestión sometida a referéndum sea el dilema Euro-Dragma, mi respuesta es cristalinamente clara: los Tratados europeos tienen cláusulas para regular la salida de la Unión Europea; pero no hay ninguna cláusula que regule legalmente una salida de la Eurozona. Y por buenas razones, huelga decirlo, porque la indivisibilidad de nuestra Unión Monetaria es parte de su raison d’ être. Pedirnos que formulemos la cuestión del referéndum como una elección que permita la salida de la Eurozona es pedirnos que violemos los Tratados de la UE y la legislación de la UE. A quienquiera me sugiera a mí o a otros celebrar un referéndum sobre la pertenencia a la Unión Monetaria Europea, le recomendaré que busque primero cambiar los Tratados.

Colegas:

Es hora de hacer balance. La razón de que nos hallemos en el actual dilema es sólo una: la propuesta originaria de mi gobierno a ustedes y a las instituciones, que yo articulé aquí en mi primera intervención ante el Eurogrupo, nunca se tomó en serio. Era la sugerencia de que creáramos un denominador común entre el Memorándum de Entendimiento (ME) prevalente y nuestro nuevo programa de gobierno. Hubo un efímero momento, con la declaración del Eurogrupo del 20 de febrero, en que asomó la perspectiva de ese denominador común, al prescindir de referencias al ME y concentrarse en una nueva lista de reformas que nuestro gobierno debería presentar a las instituciones.

Por desgracia, inmediatamente después del 20 de febrero las instituciones y el grueso de los colegas en esta sala se afanaron en recuperar centralmente el ME y en reducir nuestro papel al de proponer cambios marginales al ME. Es como si se nos hubiera dicho, para parafrasear a Henry Ford, que podríamos tener cualquier lista de reformas y lograr cualquier acuerdo, mientras nos atuviéramos al ME. El denominador común fue, así pues, sacrificado a favor de imponer a nuestro gobierno una retirada humillante. Así lo veo yo. Pero eso carece ahora de importancia. Ahora le toca al pueblo griego decidir.

Nuestra tarea hoy en el Eurogrupo es la de sentar las bases de un tránsito tranquilo al referéndum del 5 de julio. Eso significa una cosa: que nuestro acuerdo de préstamo habrá de ser extendido unos cuantas semanas para que el referéndum tenga lugar en condiciones de tranquilidad. Inmediatamente después del 5 de julio, si el pueblo ha votado Sí, la propuesta de las instituciones será subscrita. Hasta entonces, en la próxima semana, a medida que se acerca el referéndum,  cualquier desviación de la normalidad, especialmente en el sector bancario, será inequívocamente interpretada como una coerción a los votantes griegos. La sociedad griega ha pagado un considerable precio, con una gigantesca contracción fiscal, para poder ser parte de nuestra unión monetaria. Pero una unión monetaria democrática que amenaza a un pueblo en trance de ofrecer su veredicto con controles de capital y cierres de bancos es una contradicción en los términos. Me gustaría pensar que el Eurogrupo respetará este principio. En lo que atañe al BCE, el custodio de la estabilidad monetaria y de la propia Unión, no tengo la menor duda de que si el Eurogrupo tomara hoy una decisión responsable y aceptara la extensión de nuestro acuerdo de préstamo que estoy solicitando ahora, hará todo lo necesario para dar al pueblo griego unos cuantos días más para que pueda expresar su opinión. 

Colegas: vivimos momentos críticos, y las decisiones que tomemos serán transcendentales. En los años venideros nos preguntarán: “¿Dónde estaba usted el 27 de junio? ¿Y qué hizo para evitar lo ocurrido?”. Al menos deberíamos ser capaces de decir: “Dimos al pueblo que vivía bajo la peor depresión una oportunidad para considerar sus opciones. Ensayamos la democracia como medio para salir de un punto muerto. Y nosotros hicimos lo preciso para darle a ese pueblo unos cuantos días para poder hacerlo.”


PS.- El día en que el Presidente del Eurogrupo rompió la tradición de unanimidad y excluyó arbitrariamente a Grecia de un encuentro del Eurogrupo.

Tras la intervención que acabo de transcribir, el Presidente del Eurogrupo rechazó –apoyado por el resto de miembros— nuestra petición de una extensión y anunció que el Eurogrupo emitiría una declaración cargando a Grecia con la culpa de este impasse. Sugirió que los 18 ministros (es decir los 19 ministros de finanzas de la Eurozona menos el ministro griego) reflexionaran luego sobre la manera y los medios de protegerse a sí mismos de las repercusiones.

Llegados a este punto, pedí asesoramiento jurídico al secretariado sobre si el Eurogrupo podía emitir una declaración sin la convencional unanimidad y sobre si el Presidente del Eurogrupo podía convocar una reunión sin invitar al ministro de finanzas de un Estado miembro de la Eurozona. Lo que recibí fue la extraordinaria respuesta que sigue: “El Eurogrupo es un grupo informal. Así pues, no está vinculado por Tratados o regulaciones escritas. Aunque la unanimidad es convencionalmente respetada, el Presidente del Eurogrupo no está restringido por reglas explícitas”. Dejo al propio comentario del lector esta extraordinaria afirmación.

Por mi parte, concluí como sigue:

Colegas: rechazar la extensión del acuerdo de préstamo uno cuantos días, y para el propósito de ofrecer al pueblo griego la oportunidad de deliberar en paz y tranquilamente sobre la propuesta de las instituciones, especialmente dada la alta probabilidad de que se aceptaran esas propuestas, dañará permanentemente la credibilidad del Eurogrupo como un cuerpo de toma democrática de decisiones compuesto por Estados socios que comparten no sólo una moneda común, sino también valores comunes.

Yanis Varoufakis, ministro de finanzas del gobierno griego de Syriza, es un reconocido economista greco-australiano de reputación científica internacional. Es profesor de política económica en la Universidad de Atenas y consejero del programa económico del partido griego de la izquierda, Syriza. Fue recientemente profesor invitado en los EEUU, en la Universidad de Texas. Su libro El Minotauro Global, para muchos críticos la mejor explicación teórico-económica de la evolución del capitalismo en las últimas 6 décadas, fue publicado en castellano por la editorial española Capitán Swing, a partir de la 2ª edición inglesa revisada. Una extensa y profunda reseña del Minotauro, en SinPermiso Nº 11, Verano-Otoño 2012.

Traducción para www.sinpermiso.info : Antoni Domènech

Tuit estratégico por un gobierno obrero

sanata y fe: los porqué de la derrota o ya el sol asomaba en el poniente


Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

Tras los festejos por el acotado triunfo que aún protesta el increíble ex candidato a Vicegobernador de Del Sel Jorge Boasso, y políticamente niega el propio Del Sel (sus apoderados no suscribieron el acta de proclamación de candidatos) el Gobernador socialista electo Miguel Lifschitz tendrá el desafío de armar “el gabinete mas frentista del 2007 a la fecha”, según demarcó Felipe Michlig, uno de los 7 senadores radicales que revalidaron categóricamente sus pergaminos.

Lifschiz es por naturaleza un hombre propenso a los consensos y la armonía, cualidades que el Pro puso a prueba de fuego durante el fatigado escrutinio definitivo que lo definiera Gobernador, con una cataratas de chicanas mas políticas que jurídicas, y que finalmente llevara al propio Del Sel a reconocer elípticamente la derrota – sin decirlo – resignando judicializar la cuestión. Lifschitz ignoró la picardía semántica y dijo que no esperaba menos del contrincante. Fin de la tragicomedia.

Finalmente Miguel Lifschitz se impuso por 1496 sufragios por la anulación de votos en la localidad verense de Tartagal.

Los mil y un porqué de la derrota

El Pro comenzó con las autocríticas aquella misma noche fatídica del domingo 14 en Los Maderos, cuando uno de sus máximos dirigentes nacionales, abstraído del nerviosismo conspirativo de sus pares, nos reseñó en cuatro palabras los motivos de tan decepcionante performance: “nos quedamos con los mismos votos que las Paso (el promedio de las nacionales del 2013); el FPCyS también cayó, pero no advertimos la escalada de Perotti. Y Reutemann no nos aportó un solo voto”.

Hoy la catarsis es mas abarcadora, y a Reutemann no sólo le achacan no haber aportado votos con su presencia en la campaña (en verdad casi fantasmal); sino de espantarlos con la cruenta frase “lo acompaño (a Del Sel) hasta ahí y porque me lo pidió Mauricio (Macri)”; amen de haber ponderado al candidato Perotti. De ahí que en el politburó del Pro vernáculo por ahora solo dicen que trabajarán para “Macri Presidente”.

A la esquiva figura del actual Senador nacional en busca de su tercera reelección, le agregan el brulote del ex candidato a Vice Gobernador radical rosarino Jorge Boasso, quien trató de “Jeques” a los senadores que hubieran sido sus futuros pares por la suculenta suma mensual para subsidios que por ley perciben. También en cenáculos del Pro analizan como inconvenientes las inoportunas exposiciones públicas de Juan Carlos Mercier, ex Ministro de Reutemann, espantando el voto de los empleados públicos en esta capital, y en Rosario al coordinador de los equipos educativos Miguel Sedoff que hizo lo propio con la docencia del Sur.

Esto referido a los nombres propios, pero un análisis más fino y profesional de la campaña enfoca hacia los ideólogos de la campaña publicitaria de Miguel del Sel por la carencia de una estrategia para las elecciones generales diferenciada de las Paso; hasta en el propio socialismo se asombran de la falta de lucidez en ese sentido. “No supimos responder a la campaña sucia del socialismo, y carecimos de propuestas concretas para captar los 100 mil votos que nos hacían falta para ganar la elección sin sobresaltos, dejándole el campo orégano a Omar Perotti”, se sinceró un aliado del Pro.

“¿Cómo puede ser que con 160 mil votos arriba hayamos perdido la elección por 1400?”, se laceran los macristas santafesinos. Las respuestas podrían ser tan infinitas como combinaciones se quieran hacer; pero fue evidente que la relajación después del holgado triunfo en las Paso, pensando más en los cargos a ocupar que en rematar la campaña, fue neurálgico. “¿Estás preparado para perder”, le preguntamos a Del Sel poco después del triunfo en las Paso; sorprendido nos respondió de manual: “se gana o se pierde”, pero inmediatamente aseguró que iba a trabajar intensamente para sostener el resultado de las primarias hasta el último minuto. El candidato puso lo suyo. Otros evidentemente no.

Un experimentado diputado peronista, hoy aliado con el Pro, hacía notar la carencia de armado territorial (clave del triunfo frentista) para “cuidar y acompañar” al candidato, que sólo quedó en el frente de batalla sólo con su carisma. Que no fue poco, a la luz de tamaña elección. Pero insuficiente.

El FPCyS, en cambio, hizo lo que indican los libros tras el knockout de las Paso. Rediseñó su esquema de campaña; en Rosario prácticamente intervinieron el comité de campaña de Mónica Fein, poniendo en cancha el goleador que habían dejado en el banco durante las primarias: Hermes Binner, quien acompañado por el exitosísimo Pablo Javkyn dieron vuelta la elección en 60 días.

Mientras tanto, en el resto de la Provincia apelaron a lo que veníamos describiendo desde estas páginas: la militancia del radicalismo y su despliegue territorial. Los senadores radicales le sumaron a Miguel Lifschitz casi cien mil votos que valieron su peso en oro.

Había que descontar puntos en Rosario y Santa Fe. Pablo Javkyn junto a la intendente Mónica Fein en Rosario, y el intendente José Corral y el deslumbrante candidato a Senador, el periodista Emilio Jatón en esta capital cumplieron su cometido.

El voto radical que acompañó a Mario Barletta en las Paso quedó en el Frente. Y Omar Perotti también junto a la militancia se ocupó de hacer el resto, fidelizando las voluntades peronistas. Dos aspectos en los que el Pro no creía tras las primarias, alucinados por las encuestas. La política no es aritmética. Es una ciencia social. El PJ y el FPCyS la conocen desde siempre. El Pro y Miguel Del Sel aún tienen por delante – si quieren seguir vigente – un largo camino de aprendizaje; no alcanza con comprar llave en mano.

Carlos Reutemann, “el gran tester”, percibió claramente en el último tramo de campaña que algo no andaba bien, y aquella aciaga noche de la agresión lo advirtió en la conferencia de prensa: “hay que ganar en la localía”, dijo (Del Sel perdió en su ciudad, Santa Fe) y remató con “yo nunca anticipé un resultado antes de contar los votos”. Minutos antes, los operadores de campaña le aseguraban que Del Sel ganaría por no menos de siete puntos, de los cuales a ésa altura ya descreía.

Hoy Reutemann es mirado como carne de cogote por los personeros del Pro; y motivos no le faltan, podía haberse guardado su sinceridad. Pero ya lo habíamos advertido en esta columna: Reutemann no se hace cargo de lo que no forma parte. Y no formaba parte de la campaña de Del Sel. Solo estaba allí para asegurarse la candidatura a Senador nacional. ¿Trabajará el Pro para Reutemann?. Poco le debe importar, con que trabajen para Macri es suficiente: él va pegado en la boleta.

Hoy el macrismo santafesino baraja y da de nuevo con el GPS rumbo a las definitorias nacionales. Mauricio Macri le habría renovado la confianza como jefe de campaña al diputado rosarino Federico Angelini, mientras en la Fundación Pensar de esta capital ya están trabajando para “Macri Presidente” con Alvaro González al frente.

Rumbo a las nacionales

Mientras tanto, Carlos Reutemann pondrá en juego el 25 de octubre (previo paso por las Primarias del 9 de agosto) su invicto electoral desde que debutó en política en el año 1991, frente a Hermes Binner y el ascendente Omar Perotti. Una parada por demás difícil teniendo en cuenta que ya no correrá con la expansiva escudería PJ acompañará a Perotti, quien lo acaba de poner en el umbral del piso histórico.

Solamente la sinergia Macri- Reutemann de cara al voto independiente respaldará las chances del actual senador para seguir – aunque más no sea por la minoría – en el senado hasta el 2021.

Ya no estarán los presidentes de mesa entregando la boleta única a cada elector; esta vez se corre el riesgo de la boleta sábana, tan propensa a “desaparecer” de los pupitres en las escuelas, para lo cual la actividad de los fiscales será trascendente.

El gabinete frentista de Lifschitz

“Será un larga y tediosa negociación”, resumió el senador radical venadense Lisandro Enrico lo que seguramente ya comenzó: el complejo entramado del gabinete de Miguel Lifschitz.

El jefe del bloque de senadores radicales Felipe Michlig reboza de optimismo: “vamos a consolidar el FPCyS”, asegura; mientras el diputado correligionario Julián Galdeano le pone un poco de serenidad a tanta ansiedad: “hasta después de las elecciones nacionales no se hablará de los Ministros”, y subraya: “no sería prudente que con seis meses por delante de esta gestión, los actuales ministros ya tengan sobre sus cabezas a los reemplazantes”.

Desde los despachos de la Casa Gris le auguran a Lifschitz un armado libre de presiones por parte de la actual gestión. “Miguel tiene que decidir con quienes empezará esta nueva etapa del FPCyS; con Hermes (Binner) habíamos hecho una carrea de postas; él arrancará desde cero”, resumieron.

Se terminaron los acertijos de las encuestas; empiezan las adivinanzas con el gabinete.

y dónde está mauricio? no era que está polarizado??

Bertone le dio la victoria al FpV en Tierra del Fuego

Rosana Bertone es la nueva gobernadora. Fue una de las primeras en acordar con Scioli antes de que éste diga que iba a ser candidato. Apoyo de la Rosada



La senadora nacional, Rosana Bertone, ganó este domingo el ballotage en Tierra del Fuego. Con una diferencia del cuatro porciento, la legisladora nacional es la nueva gobernadora. 

Bertone se enfrentó al intendente de Usuahaia, Federico Sciurano. El intendente forma parte del radicalismo y fue dentro del Frente Unir Tierra del Fuego, que comprende además del radicalismo al Frente Popular Fuegino

"Triunfó el pueblo, triunfó la democracia. Desde los distintos espacios que componemos el FpV le quiero agredecer la unidad. Muchas gracias" fue lo primero que dijo Bertone quien además contó que el FpV ganó en Usuahia, Río Grande y Tolhuin. 

Con los resultados ya puestos, Bertone habló por teléfono con Máximo Kirchner. "Le dije que Néstor Kirchner nos ayudó desde arriba", detalló la electa gobernadora. "Todo lo que aprendí en política se lo debo a él" dijo y explicó que "Con Cristina hemos trabajado incansablemente para tener todo lo que tenemos". 

Sin embargo, más allá del agradecimiento al gobierno nacional, Bertone se posicionó para lo que viene. Le agradeció especialmente a Daniel Scioli. "Desde aquí soy la militante número 1 para que puedas ser el presidente de todos los argentinos".

"El gobernador de la Provincia de Buenos Aires Daniel Scioli, se comprometió con el pueblo de tierra del fuego. Va a transformar la vida de todos los fueginos, por estar realmente integrados a la nación", dijo mientras la gente ya victoriaba el nombre de Scioli. 

El gobierno nacional desembarcó con fuerza para acompañar a Bertone. Hasta Tierra del Fuego llegaron el Secretario General de la Presidencia, Eduardo "Wado" De Pedro; el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Educación, Alberto Sileoni; el viceministro de Desarrollo Social, Carlos Castagneto, el titular del PJ Porteño, Víctor Santa María, entre otros. La presencia sciolista fue desplegada por el hermano del gobernador, José "Pepe" Scioli que viajo junto al titular de la empresa bonaerense AUBASA, Gonzalo Atanasof. Por las redes sociales, las felicitaciones de los dirigente de Scioli no se hicieron esperar. 

Nota Relacionada

La Cámpora le ganó al PRO en Ushuaia y será gobierno
Image
En Ushuaia, Walter Vuoto se convirtió en el nuevo intendente. "Ojalá tenga la misma suerte que Walter" dijo Mariano Recalde que el domingo que viene se mide en la Ciudad.

6/28/2015

elecciones en tierra del fuego con el 38% de mesas escrutadas y el 25% de los votos



Los datos que irán apareciendo en los monitores dispuestos en la sala de prensa también serán replicados en el sitio web del Poder Judicial de Tierra del Fuego:
eleccionestdf.justierradelfuego.gov.ar.

Votó el 60% del padrón 

recomendada "state of play" : ccr "mientras pueda ver la luz"



















Sinopsis
Cal McCaffrey (Russell Crowe) es un veterano periodista del Washington Globe que posee un olfato especial para desentrañar los misteriosos asesinatos de importantes figuras de la política y la gran empresa. Por su parte el joven congresista Stephen Collins (Ben Affleck) es un político tan prometedor que se espera que represente a su partido en la próxima campaña presidencial. Sin embargo, cuando alguien asesina brutalmente a su ayudante y amante, salen a la luz ciertos secretos. McCaffrey era un viejo amigo de Collins, motivo por el que su ambiciosa jefa (Helen Mirren) le encarga el caso. Durante la investigación, descubre ciertas pistas que podrían hacer temblar las estructuras del estado... Adaptación de la popular miniserie homónima de la BBC. (FILMAFFINITY)

nuevo garrochazo: otro barón renovador que vuelve de la mano del motonauta, pioli, garra o picichichi ...


Rodríguez y Othacehé en una cantina de Merlo la noche antes del retorno." Héchate una Vasquito..."

nos dejamos hace tiempo 
pero me llegó el momento 
de perder... 
tu tenías mucha razón, 
le hago caso al corazón 
y me muero por volver


Una nueva clase magistral de Martín Rodríguez

El kirchnerismo “amnistió” ideológicamente a Scioli. ¿En algún sótano de La Ñata, cautivo, encadenado, estará el “verdadero” Scioli? 

Entre las muchas herencias que dejó el ideólogo oficial de la década, Ernesto Laclau, hay una que se repite como latiguillo porque suena bien y se repite aunque lo que se diga no se ajuste a sus resortes conceptuales: “significante vacío”. De un modo literal extremo, forzado como si fuera el enunciado de un suspenso, podríamos usarla sobre Scioli: es un auténtico significante vacío. 

¿Es o se hace? Cuando fue a 678 el domingo pasado, el trabajo de edición del programa se invirtió: los informes lo mostraron con declaraciones de defensa del gobierno al que pertenecía durante el conflicto de la 125 en 2008 o durante las decisivas elecciones testimoniales de 2009, es decir, en los momentos de alta tensión. Ocurre que Scioli no es “audible”, su monotonía discursiva no sobresale, y uno podría decir que no importa entonces lo que dijo, el tema es a qué volumen lo dijo. 

En la voz pública del gobernador nunca hubo una frontera entre el “on” y el “off”. Su huella en los wikileaks es insignificante. ¿En algún sótano de La Ñata, cautivo, encadenado, estará el “verdadero” Scioli?..


premonition o la crisis causó dos nuevas muertes, la mía es una

“La economía le va a jugar a favor a Cristina en las elecciones”
Por Ignacio Ostera “Cristina entendió que no podía tener una crisis cambiaria”, señala el economista en una entrevista con LPO
José Luis Espert recibe a LPO en la oficina de su consultora, ubicada en Palermo. 

El economista es un crítico mordaz del modelo kirchnerista y una verdadera estrella en Twitter, donde tiene más de 25 mil seguidores. Implacable, desde allí lanza dardos todos los días en contra de Cristina y sus ministros.

El director de Espert y Asociados cree que los últimos doce años fueron “siniestros” y está convencido en que la situación económica actual es insostenible, por lo que el próximo gobierno deberá hacer un ajuste en varios frentes, más allá de que continúe la vertiente “populista”.
Sin embargo, el analista le reconoce a la Presidenta que el año pasado entendió que no podía tener una crisis cambiaria porque la hubiera dejado sin capital político, y prefirió soportar los costos de una recesión.

Tuit Relacionado